rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
  • Detenido en Alemania sospechoso bosnio de los atentados de París de noviembre 2015 (policía).

Estados Unidos Donald Trump Inmigración

Publicado el • Modificado el

Trump: ‘Dicen que un muro es medieval. Bueno, una rueda también es medieval’

media
Donald Trump el 10 de enero de 2019 en Texas, en la frontera con México. REUTERS/Leah Millis

El presidente Donald Trump visitó la frontera estadounidense el jueves 10 de enero para defender su muro anti-inmigración. El mandatario estadounidense está tratando de aumentar la presión sobre los demócratas que continúan negándose a financiar la construcción.


Con nuestro enviado especial a McAllen, Texas, Eric de Salve

De camino al aeropuerto de McAllen en Texas, unos cuantos miles de manifestantes se reunieron para dar la bienvenida a Donald Trump. A un lado de la carretera, sus partidarios. Con la gorra “Make America Great Again” en sus cabezas, vinieron a apoyar el muro anti-inmigrante defendido por el presidente. "Vienen aquí y quieren todo gratis", dice una mujer. ¡Tenemos que parar esto! ¡Necesitamos ese muro! ¡Y amamos a nuestro Presidente Trump!”, declara.

En la acera opuesta, menos numerosa, los anti-Trump cantan su oposición a la construcción. "Los muros sólo nos dividen. Técnicamente, no funcionan", afirma otra mujer. Son símbolos de odio e ignorancia y estos símbolos no somos nosotros”, asegura.

Para defender su muro, Donald Trump hizo el viaje a la frontera sur con México a lo largo del Río Grande, que es muy utilizado por los traficantes.

En una base de la policía de fronteras, frente a las incautaciones de armas y drogas, el presidente norteamericano sigue vinculando la inmigración ilegal con el crimen, y se dirige a su oposición democráta: "Dicen que un muro es medieval. Bueno, una rueda también es medieval. La rueda es incluso más vieja que el muro. Y aun así, ¿sabes qué? Una rueda funciona y un muro también funciona. El gobierno está bloqueado porque los demócratas se niegan a financiar la seguridad fronteriza. Es así de simple”, enfatizó.

A primera hora de la tarde, Donald Trump se marchó de nuevo a Washington, donde el bloqueo con los demócratas sobre la cuestión de la financiación de su muro sigue siendo total.

Para superarlo, según el Washington Post, Donald Trump comenzó los preparativos para una declaración de emergencia nacional, que le permitiría utilizar 13.000 millones de dólares del presupuesto del ejército. Y así comenzar la construcción de su muro evitando el Congreso.