rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
  • Detenido en Alemania sospechoso bosnio de los atentados de París de noviembre 2015 (policía).

Estados Unidos Donald Trump

Publicado el • Modificado el

Entra en funciones el nuevo Congreso en medio de la parálisis presupuestaria

media
La líder demócrata Nancy Pelosi será presumiblemente de nuevo la presidenta de la Cámara Baja. REUTERS/Yuri Gripas

Los demócratas estrenan este jueves su mayoría recobrada en la Cámara Baja en el marco del “shutdown”, el cierre de las administraciones federales por falta de un acuerdo presupuestario, supeditado por Trump a un acuerdo para el muro fronterizo.


Con Xavier Vila, corresponsal de RFI en Washington

El cierre del gobierno impulsado por el presidente Donald Trump altera la agenda del Partido Demócrata en su regreso al control de la Cámara de Representantes, presumiblemente con Nancy Pelosi de nuevo como presidenta de la Cámara Baja.

Los demócratas empezarán este jueves por promover legislación que reabra parte de los ministerios afectados por el cierre, alterando su promesa electoral de abordar de entrada cuestiones relativas a la asistencia sanitaria, el cambio climático o la reforma de la financiación de las campañas electorales.

Trump afirmó que mantendrá el “shutdown” durante "el tiempo que haga falta" e insistió en que el presupuesto debe considerar una partida para construir un muro en la frontera con México para luchar contra la inmigración.

Los demócratas consideran que este muro no es la respuesta más apta a un tema complejo como la inmigración.

También se espera que el nuevo Congreso investigue la presunta injerencia rusa en las elecciones presidenciales. Con su nuevo control de la Cámara, los demócratas dirigirán comisiones parlamentarias con grandes poderes, entre ellos el de iniciar investigaciones, ordenar la comparecencia de testigos y la presentación de documentos.

Trump, que ya se ve acosado por la investigación del fiscal especial Robert Mueller, será probablemente objeto de varias indagaciones sobre las sospechas de colusión entre Moscú y su equipo de la campaña electoral de 2016, que amenazan con empañar sus dos últimos años de mandato.

Los demócratas también tienen previsto exigir al presidente republicano que presente por fin sus declaraciones de impuestos.

La nueva mayoría pretende además impulsar proyectos que prohíban legislar y a la vez estar en un comité de dirección empresarial, así como permitir a una nueva congresista musulmana usar el hiyab (velo islámico) en el hemiciclo.

La promesa demócrata de gobernar mejor para los estadounidenses de a pie topará también con la férrea oposición de los ultraconservadores adscritos al “Caucus por la Libertad” que han sido instrumentales en la presión al presidente en su dura política de inmigración.

Arranca así un Congreso dividido y con posiciones de partida aparentemente irreconciliables, fiel reflejo de la animadversión y el rencor que vive en este país bajo la presidencia de Donald Trump.