rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Noticias de América
rss itunes

Mercosur: nueva condena al régimen venezolano e incertidumbre sobre Brasil

Por Andreina Flores

Los presidentes de los países socios del Mercado Común del Sur coincidieron este martes, durante una cumbre en Montevideo, en reiterar su preocupación por la situación política en Venezuela y la necesidad de reformar al estancado bloque regional, luego de que Brasil amenazara con retirarse si no hay cambios. El análisis de la internacionalista María Teresa Belandria.

“Si la integración no tiene al ser humano como raíz y objetivo, si no es clave de ciudadanía y democracia, la integración no tiene sentido”. Con estas palabras, el presidente uruguayo Tabaré Vázquez marcaba el inicio de la cumbre del Mercado Común del Sur, el Mercosur, este martes, en Montevideo. Se trató de una cita en donde los temas fundamentales giraron alrededor de Venezuela y Brasil. El presidente argentino Mauricio Macri no tuvo ningún tapujo en calificar al gobierno venezolano de “dictadura” y pedir ayuda para todos sus ciudadanos, en especial los miles que siguen emigrando.

“La región enfrenta una crisis humanitaria que requieren esfuerzos inmediatos, no sólo para resguardar los derechos de millones de venezolanos que escapan del hambre la violencia y la falta de oportunidades, sino también de la dura represión de su propio gobierno, una dictadura que llevó a cabo un proceso electoral fraudulento destruyendo la democracia bajo banderas que tanto daño le han hecho a nuestra región. Debemos continuar trabajando incansablemente y de manera coordinada para la liberación de los presos políticos, el respeto a los derechos humanos y la restitución de la democracia en Venezuela”, dijo.

Pero más allá del discurso político, ¿qué medidas concretas puede traer esta declaración de Mauricio Macri contra el gobierno de Maduro? María Teresa Belandria, internacionalista venezolana, insiste en que se podrá acotar las relaciones con Caracas a lo estrictamente económico.

“Se prevé que para el 10 de enero, fecha en la cual termina en el mandato de Nicolás Maduro el 2013 al 2019, si tú no reconoces la elección del 10 de mayo de 2018, lo lógico es que tú no puedas seguir manteniendo relaciones con un gobierno ilegítimo. ¿Eso cómo se traduce? En el retiro de los embajadores, en la reducción de la relación a lo meramente comercial, sin tener un representante político ante el gobierno que no reconoce como legítimo”, afirma.

Pero en esta Cumbre del Mercosur, muchos hablan de la presencia de una especie de elefante en la cristalería. Y ese elefante se llama Jair Bolsonaro, presidente electo de Brasil, quien viene con la amenaza de abandonar el Mercosur. De hecho, su ministro de economía, Paulo Guedes, lo ha dicho sin pelos en la lengua: “Mercosur no es una prioridad”. ¿Pero por qué querría a Brasil abandonar el Mercosur?

“Mercosur se crea como un mercado común del sur, es decir para que las economías de Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay fueran competitivas con relación al otro bloque comercial que existía queda la comunidad andina. Lamentablemente, el ingreso de Venezuela y la discusión que se dio en torno al ingreso de este país abandonó cual es el esencial del bloque, que es un bloque de mercado común, para entrar a la diatriba política y a la falta de transparencia y de apertura de mercado. Si uno mira quién es nuevo canciller designado por Bolsonaro, que es un poco antiglobalista, y se dan cuenta que el Mercosur no le está dando los beneficios económicos que Brasil demanda y que además han prometido una apertura de mercado, una reducción de aranceles para la inversión extranjera directa, probablemente el Mercosur más que permitirle a Brasil un desarrollo económico e industrial mayor, sea una camisa de fuerza en la cual probablemente un sonar o quiero deshacerse”, analiza.

El Mercado Común del Sur ha perdido, efectivamente, su carácter comercial. No ha sido capaz de concretar en 20 años un Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea, tampoco ha cerrado el esperado tratado comercial con Israel. Su funcionamiento actual se limita a la unión aduanera. Pero en términos de comercio mundial y beneficios, el Mercosur se encuentra más bien en un punto muerto.

Saleh: Las negociaciones en Oslo pueden alargar régimen chavista de Venezuela

Los seguidores de Bolsonaro saldrán a las calles para presionar al Congreso

CIDH: Excarcelación de presos políticos de Nicaragua es una estrategia de Ortega