rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Carrusel de las artes
rss itunes

'Cassandro el exótico': penas y glorias de un luchador gay

Por Raphael Morán

La directora francesa de documentales Marie Losier dedica una película a Cassandro, campeón internacional de lucha libre mexicana y abiertamente homosexual. El documental 'Cassandro The Exotico" fue seleccionado en Cannes y se estrenó en Francia.

El documental ‘Cassandro The Exotico’ es la historia agitada de un personaje de lucha libre. Saúl Armendáriz, por su verdadero nombre, no lucha con una máscara como los demás luchadores. A diferencia de los otros luchadores, Cassandro no usa las emblemáticas máscaras sino un traje de colores, maquillaje y un peinado femenino.

En 1992, Cassandro fue campeón mundial de lucha libre de peso ligero de la liga UWA.

Hace 7 años, Cassandro cruzó el camino de la directora de documentales Marie Losier que lo siguió durante varios años hasta estrenar la semana pasada el documental ‘Cassandro The Exotico’ que retrata la vida de este luchador homosexual que revolucionó el mundo de la lucha.

"Fue en encuentro casual en Los Ángeles en 2011 cuando estaba presentando mi último largometraje”, recuerda la directora de cine francesa que vive entre París y Nueva York en el medio de los cineasta experimentales.

Saúl Armendáriz, Cassandro, luchador mexicano Copyright productora.

De paso por París para estrenar 'Cassandro The Exotico', Losier contó a RFI cómo descubrió el colorido universo de la lucha libre mexicana: “Un amigo me llevó a ver un espectáculo de lucha cabaret, yo no conocía ni lo uno ni lo otro y menos la mezcla de los dos. En un pasillo, había un pequeño hombre muy agitado, que estaba adornando un traje de lucha con plumas... Hablaba muy alto en español a otros luchadores que se preparaban. Cassandro me vio y se dirigió hacia mi caminando con sus tacones, yo tenía mi cámara en mano, me preguntó quién era, me presenté, le dije 'soy Marie', hablamos y fue eléctrico”.

Encuentro en el lago de la Ciudad de México

Tras este encuentro, Cassandro contó su historia a Losier en una trajinera, embarcaciones típicas del lago de Xochimilco al sur de la Ciudad de México.  “Fui varias veces a El Paso para grabar entrevistas, nos hicimos amigos y luego hicimos la película”, dijo Marie Losier.

A través de escenas de peleas, de entrevistas en Estados Unidos y México y de imágenes de archivos, el documental dibuja la vida de Cassandro, oriundo de Ciudad Juárez y que vive ahora en la ciudad fronteriza de El Paso, en el estado de Texas.

Filmado con película 16 mm

La cineasta Marie Losier optó por filmar todo con cámaras antiguas como una Bolex con películas de 16 mm de solo 3 minutos de duración, un formato que enfatiza los colores del mundo de Cassandro.

Losier asume el uso de esta herramienta que contrasta que las cámaras de video de última generación: "Usar esta cámara me permite plasmar mi western hollywoodiano entre El Paso y Juárez, con los colores del desierto, los colores de sus trajes, de su maquillaje, y la luz de México y de Texas, da un halo de leyendas”, dijo.

Vaiven fronterizo

“Muchas veces fuimos a Juárez al cementerio donde está enterrada la mamá de Cassandro, también está el gimnasio donde inició la lucha, pero no le gusta mucho ir a Juárez, le da miedo, se siente incómodo, cruzar el puente genera rencores”, contó la cineasta francesa.

Saúl Armendáriz - Cassandro Copyright Productora

A lo largo del documental, Cassandro cuenta también sus facetas oscuras, la de un niño que fue víctima de violencia, oriundo de un barrio modesto y que creció en una lucha permanente para ser reconocido en un mundo particularmente machista.

Violencia, alcoholismo, drogas y heridas, el documental de Marie Losier habla sin tapujos de las penas y glorias de un hombre que trasciende las fronteras geográficas y de género: "Cuando conocí a Cassandro, estaba en plena cúspide de su carrera, un gran momento, muy bonito, y se ve en la película. Me tomé el tiempo para hacer el documental: alrededor de 6 años para construirlo con la historia y la amistad. Pero nunca se sabe lo que puede pasar, la película tomó su propio rumbo: hubo esta decadencia, Cassandro cayó de nuevo en la droga y el alcohol, un final de carrera con un cuerpo roto. Yo no sabía que iba a pasar, pero forma parte de la película. Hoy ya está muy bien, se sube de nuevo al ring aunque sus médicos no se lo recomiendan, da clases, ya no toma drogas, es un sube y baja permanente".

Vea también la entrevista que Cassandro – Saúl Armendáriz concedió a RFI en nuestros estudios:

‘Los Miserables’, las ilusiones perdidas en los barrios pobres de Francia