rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Noticias de América
rss itunes

Consecuencias de la decisión de la OPEP de reducir producción de crudo

Por Hugo Passarello

En un intento para evitar que el precio del petróleo siga cayendo, ya que en los últimos dos meses, los precios han caído más del 30%, los miembros de la OPEP y sus aliados acordaron reducir la producción de barriles de petróleo en 1,2 millones diarios.

>> Haga clic en la imagen para escuchar el programa completo.

Estos recortes se aplicarán recién a partir del 1 de enero del 2019, pero el impacto de la decisión ya se sintió en las bolsas: en el mercado londinense, el precio del crudo subió un 5%.

“Esto significa una alza en los precios del petróleo crudo, que ha estado a la baja por los últimos seis meses”, explica Jorge Piñón, director del Centro Internacional de Energía de la Universidad de Texas.

La decisión de la OPEP y sus aliados fue acordada por los 25 países reunidos en Viena, que representan la mitad de la producción mundial.

El oro negro es vital para dar energía a la economía global que puede ralentizarse, según Jorge Restrepo, profesor de Economía en la Universidad Javeriana: “Es una mala noticia para la economía en general. El aumento de los precios del crudo usualmente tiende a ser un factor que frena el crecimiento económico mundial, en particular de aquellos países que no son autosuficientes en materia petrolera”.

América Latina sentirá los coletazos de esta decisión, cuyo objetivo es que el precio oscile en torno a los 70 dólares por barril. Pero los latinoamericanos sentirán el impacto de manera diferente según el país.

“Tiende a incentivar el crecimiento económico y a dar un empujón a las economías de México, Ecuador, Venezuela o Colombia, que son países exportadores de petróleo. (…) Pero frena al resto de las economías de la región, que son países importadores de petróleo o de combustibles”, estima Jorge Restrepo.

La decisión de la OPEP no se aplica a todos los miembros. Venezuela e Irán quedarán exentos a causa de las sanciones que sufren, al igual que Libia, que no puede garantizar una producción estable debido a la guerra civil.

“Le conviene a Venezuela desde el punto de vista que para los pocos barriles que está exportando, ahora puede recibir dos o tres dólares más. Pero gran parte de sus exportaciones de petróleo crudo es para pagar deudas a largo plazo a China y Rusia, así que el flujo de caja no le impacta. El único país que le paga en efectivo a Venezuela por el crudo que exporta es Estados Unidos, pues de ahí vendría el beneficio”, comenta Jorge Piñón.

Pero el aumento sí tendrá un impacto en los bolsillos de los ciudadanos de países no productores. En muchos de estos países, los impuestos representan más de la mitad del precio del carburante, y en Francia, un movimiento de protesta a causa de un proyecto de aumento de las tasas sobre los carburantes tiene al gobierno contra las cuerdas.

Entrevistados: Jorge Piñón, director del Centro Internacional de Energía de la Universidad de Texas, y Jorge Restrepo, profesor de Economía en la Universidad Javeriana.

En Nicaragua, muchos recelan del anuncio de la liberación de presos políticos

¿Está la Unasur viviendo sus últimos días tras la decisión de Lenin Moreno?

Guatemala podría aprobar nueva ley de amnistía a pesar de múltiples rechazos

¿Quién está detrás de la muerte de la concejala brasileña Marielle Franco?

Colombia: Temen que gobierno de Duque 'lesione gravemente' los acuerdos de paz