rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Bolivia Evo Morales reelección

Publicado el • Modificado el

Huelga nacional contra fallo del TSE a favor de Morales

media
El presidente Morales en Mexico el 1° de diciembre de 2018. REUTERS/Carlos Jasso

La oposición boliviana convocó una huelga nacional este jueves en protesta por la decisión del Tribunal Electoral Boliviano (TSE) de habilitar al presidente Morales para postularse a un cuarto mandato consecutivo (2020-2025). Muchos temen que Bolivia se convierta en una 'nueva Venezuela'.


Se registran protestas en ocho de las nueve capitales bolivianas. En particular, bloqueos de calles y vigilias. En algunos puntos ya ha actuado la policía, que se encuentra acuartelada.

La Paz es una de las ciudades con mayores incidentes. Tres caminatas avanzan hacia esa ciudad. Una que partió desde los Andes, otra desde los valles subtropicales y una tercera desde el llano. Todas confluirán en la sede de Gobierno para unirse a la huelga nacional de hoy.

Se han registrado roces entre la policía y los manifestantes en Cochabamba, así como bloqueos en Potosí y Tarija.

El TSE dio luz verde la noche del martes al izquierdista Morales, en el poder desde 2006, para presentarse a las elecciones primarias de enero próximo, una condición ineludible para participar de las presidenciales de octubre de 2019 para el período constitucional 2020-2025.

El tribunal también habilitó otras candidaturas, como la de los opositores Carlos Mesa, Oscar Ortiz, Jaime Paz Zamora y Víctor Hugo Cárdenas, aunque solo sobre la de Morales pesaba una objeción de inconstitucionalidad presentada por la oposición.

"Vamos a parar para hacer respetar el voto y porque queremos vivir en democracia", afirmó el líder del influyente comité civil de Santa Cruz, Fernando Cuéllar.

Para intentar frenar que las protestas opositoras aumenten en fuerza, el gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS) y sindicatos pro-oficialistas anunciaron que cerrarán filas a favor de Morales.

"Esta decisión del Tribunal confirma que el proceso electoral no tiene un árbitro imparcial y esto es lo más serio para la democracia boliviana", afirmó a la AFP, el sociólogo y analista político Carlos Borth.

Para Borth, todo esto puede devenir en "un debilitamiento institucional y que nos acerquemos peligrosamente en lo político a lo que sucede en Venezuela y Nicaragua", donde sus presidentes Nicolás Maduro y Daniel Ortega soportan una fuerte oposición.

Para el también opositor Víctor Hugo Cárdenas la resolución del TSE es "un crimen político contra la democracia" y convocó a más "movilizaciones" callejeras para hacer patente el rechazo a la nueva postulación de Morales.