rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Noticias de América
rss itunes

España rompe el hielo con el régimen cubano con una visita oficial

Por Angélica Pérez

Pedro Sánchez es el tercer presidente del Gobierno español que visita oficialmente a Cuba tras la muerte del dictador Franco. Lo antecedieron Adolfo Suárez -que inauguró las visitas de mandatarios occidentales a La Habana- y Felipe González, pero de eso hace ya 32 años. Este jueves, el presidente socialista y su homólogo cubano Miguel Díaz-Canel emprenden un reencuentro de dos naciones que tienen mucho que ver la una con la otra.

Fueron 32 años de distancia, una brecha que se convirtió en guerra fría entre Madrid y La Habana con la llegada del conservador José María Aznar al gobierno. Como líder de la derecha del Partido Popular, Aznar enfiló los cañones contra la Cuba de Fidel Castro y promovió en la Unión Europea una posición común que condicionó las relaciones de la UE a la democratización y avance de los derechos humanos en Cuba, enfriando durante casi dos décadas los intercambios entre Bruselas y La Habana.

Hace un año el bloque europeo firmó un acuerdo con el gobierno cubano que puso fin a esta política tras unas negociaciones que, paralelas a las de la administración de Obama en EEUU y Raúl Castro, le abrieron la puerta a Cuba, explica el eurodiputado socialista que preside la Asamblea Parlamentaria encargada de las relacione entre la UE y América latina, Ramón Jáuregui.

“España quiere ser abanderado de una propuesta europea para desarrollar presencia económica que desarrolle tecnología, que desarrolle empresas, que genere bienestar, dejando y bienes y servicios para los cubanos y que genere también beneficios. Y yo creo sinceramente que la visita del presidente del gobierno español justamente va en la dirección que Europea ha para marcado”, dijo a RFI.

“¿Qué pinta Sánchez en Cuba, no hay países para visitar?", le aguijoneó el presidente del Partido Popular, PP, Pablo Casado, líder de la oposición de derecha en España que no le perdona al presidente socialista su visita oficial a la Habana.

"Sánchez viaja con la maleta cargada de oxigeno político y económico para Díaz-Canel", le reprocha el diario El Mundo refiriéndose a su encuentro con empresarios españoles en la capital de la isla y la participación en un foro que reúne cerca de 200 empresas de ambos países. La oposición española tampoco le perdona a Sánchez que no tenga previsto encontrarse con la disidencia cubana.

Saleh: Las negociaciones en Oslo pueden alargar régimen chavista de Venezuela

Los seguidores de Bolsonaro saldrán a las calles para presionar al Congreso

CIDH: Excarcelación de presos políticos de Nicaragua es una estrategia de Ortega