rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Estados Unidos incendio medio ambiente

Publicado el • Modificado el

Incendio en California: cifra de muertos sube a 50

media
Incendio en California ha cobrado la vida de 50 personas hasta ahora. El balance no es definitivo. REUTERS/Eric Thayer TPX IMAGES OF THE DAY

El incendio de Camp, en el Norte de California, es el más trágico de la historia del estado. Hoy el número de víctimas mortales se eleva a 50, muy por encima de los 29 fallecidos que dejó el incendio de Griffith Park, en Los Ángeles, en 1933.  


El balance de muertos producido por el incendio de California ha llegado ya a 50 personas y se ha convertido de lejos en el más mortal en toda la historia del estado. La escasez de lluvia, los bosques secos y los vientos propios de esta época son el combustible para que este incendio esté lejos de ser controlado. Joseph Troncoso, jefe de bomberos latinos y desplegado en la zona, nos explica más sobre este desastre natural:

Esta zona ha sido muy seca este año, no hay lluvia desde mayo, seis meses sin lluvia. Los boques, asi como están, son puro combustible, están secos, aquí lo que hace falta es lluvia, un cambio de clima. Estos incendios también pasan porque en octubre, noviembre, empiezan los vientos y cuando eso ocurre, ellos empujan todo. El viento empuja el incendio por todo el bosque seco.
Joseph Troncoso, Jefe de bomberos latinos

Además de la pérdida de bosques, casi 50 mil hectáreas de bosque arrasado, más trágico es el saldo de los muertos que deja tras de sí este incendio. Saldo que además se encuentra lejos de ser definitivo porque como explica Joseph Troncoso, hay cientos de residentes desparecidos lo que hace pensar que el número de fallecidos seguirá aumentando. El hecho de que el incendio siga vivo y no haya podido ser controlado en su totalidad aumenta los factores de riesgo. 

Bomberos luchan por acabar con el fuego de una casa afectada por el incendio. Reuters

A estas cifras se suma también la de los edificios desaparecidos: 

Más de siete mil edificios han sido arrasados y de esos, 6453 eran casas poropias, hogares de residentes. Actualmente hay 5139 bomberos y 622 motobombas para controlar el incendio.

De acuerdo a las estimaciones de las autoridades se prevé que recién hacia el 30 de noviembre este incendio podrá ser controlado en su totalidad.