rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Economía y finanzas
rss itunes

El turismo en Latinoamérica goza de buena salud

Por Juan Carlos Bejarano

En Londres, se desarrolla el World Travel Market, la feria de turismo más importante de Europa. Este evento permite dar una mirada al turismo en América Latina, donde las noticias de este sector siguen siendo positivas.

>> Haga clic en la imagen para escuchar el programa completo.

Los datos recogidos por la Organización Mundial del Turismo muestran que en los últimos cinco años, el sector del turismo en América Latina ha crecido en un promedio de 5%.

Hasta hace una década, muchos de los turistas que llegaban a Latinoamérica tenían un perfil de mochilero, es decir de jóvenes estudiantes que recorrían varios países con poco presupuesto.

Hoy, un gran número de esos turistas está conformado por personas mayores, profesionales o incluso jubilados con buen poder adquisitivo.

Russell Maddicks, un escritor de guías de turismo sobre América Latina, estima que los turistas “están buscando aventura, subiendo volcanes en Centroamérica o haciendo kayak en un río de la selva en Colombia… También podemos ver que la gastronomía ha tenido un boom completo y que la gente está buscando sabores autóctonos y auténticos. Tienen una imagen más sofisticada del destino, quieren adentrarse en lo que es América Latina, cada país, y conocer las diferencias”.

México se ha convertido en el ejemplo a seguir en la región latinoamericana. Un país que se acerca a los 40 millones de turistas este año, convirtiéndose en el sexto país más visitado del mundo, por encima de países europeos como Reino Unido y Alemania.

Maria Teresa Solís, la subsecretaria de Planeación y Política Turística de México, explica que “en el 2017, tuvimos 39,3 millones de turistas internacionales, este año esperamos rebasar la meta de los 40 millones. Los principales destinos son Ciudad de México, Cancún, pero también Puerto Vallarta, Los Cabos, y estamos viendo una recuperación de todo el turismo fronterizo. Entonces tenemos una gran diversidad de oferta, y los flujos turísticos también se han venido diversificando: el principal mercado por supuesto es Norteamérica –número 1, Estados Unidos, número 2, Canadá– pero también vemos que los flujos de países latinoamericanos se están incrementando de manera importante”.

Pese a los niveles de violencia que se ven en algunas zonas de México, el turismo no se ha visto afectado en ese país: para Solís, “en el caso de los temas de seguridad en el turismo, percepción es realidad, entonces tenemos que estar muy atentos a por una parte garantizar la seguridad de los turistas y por otra parte asegurarnos de que cuando se dan este tipo de incidentes, se comunique adecuadamente”.

Colombia es otro país de América Latina donde el turismo está floreciendo, gracias, entre otras cosas, al proceso de paz que ha traído tranquilidad a algunas zonas de gran belleza natural. Muchos de los turistas que llegan al país cafetero lo hacen en busca de naturaleza, aventura, cultura e historia.

Julián Guerrero, el vicepresidente de Turismo de ProColombia, subraya que “el turismo hoy en día es el segundo sector más importante en Colombia, sólo superado por el petróleo y el gas. Si tomamos productos tradicionales como las flores, el café, el banano, y los sumamos, los ingresos producidos están por debajo del turismo. El turismo es un servicio, por lo tanto es intensivo en mano de obra, y en ese sentido es un gran generador de empleo”.

En Ecuador, “esperamos llegar alrededor de los 2 millones de visitantes, estamos por encima del 1,6 millón que teníamos regularmente, y es gracias a una política de cielos abiertos que implementó el gobierno de Ecuador. La atracción de nuevas aerolíneas ha mejorado el número de visitas y esperamos que en los próximos años esto se incremente aún más”, cuenta José Luis Egas Ramírez, el subsecretario de Mercados y Relaciones Internacionales de Ecuador.

Al igual que Perú, Bolivia es un buen ejemplo del turismo de naturaleza, historia y cultura, como cuenta Sergio Marcelo Araníbar de la Barra, coordinador de Mercados Internacionales de Bolivia: “El turismo se ha incrementado, por esfuerzos que hemos hecho en temas de promoción, con el Dakar, la asistencia a ferias, también tenemos la marca país ‘Bolivia corazón del sur’… Ha sido el resultado de una serie de esfuerzos conjuntos”.

Países pequeños de Centroamérica, como El Salvador, también están viendo cómo el turismo se ha convertido en uno de los renglones más importantes de sus economías.

Beatriz Flamenco de Contreras, que representa a Viajes Universales, explica que “el 4.3% del Producto Interno Bruto es representado por turismo. Tenemos más de 2 millones de visitantes internacionales en El Salvador, y se está convirtiendo en una actividad económica productiva muy fuerte”.

Parece entonces que el futuro del turismo en América Latina es promisorio, gracias a las bondades de un clima cálido, a joyas exóticas de la naturaleza, a su historia y su cultura. Los gobiernos finalmente han entendido que el turismo puede generar mayores ingresos y fuentes de trabajo que la venta de commodities o materias primas como el café, el cacao, el petróleo o el carbón.

Bolivia, buenos resultados macroeconómicos en un contexto de bajas previsiones regionales