rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Noticias de América
rss itunes

Ciudad de Guatemala, una pausa en el camino de la caravana hondureña

Por Diana Fuentes

En las afueras de la Casa del Migrante, un albergue en el centro de Ciudad de Guatemala, se vive una crisis humanitaria que no se veía desde ya varias décadas después del conflicto interno en el país. Miles de hondureños llegan a esta casa por comida, agua y un lugar donde descansar, para luego seguir su travesía hacia Estados Unidos o México.

Por nuestra corresponsal Diana Fuentes.

>> Haga clic en la imagen para escuchar el programa completo.

En Ciudad de Guatemala, se calcula que casi 20 mil personas pasarán por la Casa del Migrante en su camino hacia el norte, pero hasta el momento no hay datos concretos de esta ola humanitaria.

“Desde el día martes hasta hoy jueves a las cinco de la tarde hemos atendido a 11 mil migrantes que estuvieron de paso por la Casa del Migrante en Ciudad de Guatemala. Realmente es una movilización sin precedentes en la historia de nuestros países de Centroamérica, porque después de los acuerdos de paz, nunca habíamos tenido realmente un fenómeno migratorio de estas magnitudes”, explica Mauro Verzaletti, director del albergue.

Yolibeth, una joven hondureña embarazada de siete meses que se encuentra en el albergue, cuenta que se integró a la caravana porque según ella, en Honduras no tendrá ningún futuro ante tanta violencia: “Salimos desde hace cinco días, creo que la mayoría hemos salido por la situación que hay en nuestro país. Porque no hay posibilidad de trabajo. Yo soy una persona preparada, busqué por todos los medios encontrar un trabajo pero no se dio, y la ayuda que mandan, el gobierno se queda con ella”.

A la caravana convocada por el pueblo hondureño se fueron integrando cada vez más personas que se enteraban de la marcha a través de redes sociales o medios de comunicación. No dudaron en emprender dicho viaje, puesto que según ellos, estando acompañados y en bloque, sería más fácil llegar a Estados Unidos sin ser detenidos, asesinados o secuestrados.

Lamentablemente, al intentar salir de su país, fue el primer obstáculo que encontraron porque militares y policías los intentaron detener utilizando la fuerza dentro de la frontera hondureña, explica Milton, otro manifestante del albergue: “La policía militar de Honduras está reteniendo a la fuerza y contra su voluntad a la gente. Hay una élite política corrupta que ha sumido al país en una desgracia que hoy se ve expresada a través de esta gran movilización convocada por el mismo pueblo”.

Marco Rivera, otro integrante de la caravana que descansa dentro de la casa, nos dice que les ha ido muy mal porque aunque tengan documentos que les permitirían pasar por Centroamérica, legalmente les fue imposible incluso salir de su país. “No es justo que nosotros tengamos que irnos para otro país a buscar oportunidades. Decidimos migrar porque esto no puede seguir más”, añade.

La caravana se mueve únicamente por la desesperación y el instinto de sobrevivencia, según Marco: “En esos grupos nadie va organizado, nadie va ni por asuntos políticos ni nada de eso, es por cuenta nuestra porque nosotros ya no aguantamos tanta corrupción en nuestro país y no tenemos de que comer ni trabajo”.

Una rabia acompañada de tristeza, y una indignación que se propagó al entrar a Guatemala, al observar dentro de la caravana a niños durmiendo en el suelo, ancianos, jóvenes o mujeres en etapa de gestación caminando por días completos. Fue un detonante para que la población guatemalteca apoyara la caravana a través de víveres o dinero.

“Me impresionó ver las personas que iban caminando en el periférico. Había escuchado las noticias, sabía lo que estaba sucediendo, pero cuando yo vi los bebés en brazos, los niños en los carruajes, los tenis rotos de las personas… De verdad que se me despedazó el corazón al ver eso”, cuenta una ciudadana guatemalteca.

La caravana pretende llegar a Estados Unidos y solicitar visas humanitarias, puesto que fue por razones políticas y sociales que este grupo de hondureños dejó su país.

Salvadoreña en espera de un juicio por supuesto intento de aborto tras violación

Beto O’Rourke, la esperanza democrata que lucha en un bastión republicano

Colombia y Ecuador ocultaron información sobre secuestro de los 3 periodistas

Trump amenaza con cortar la ayuda a Centroamérica por la caravana de migrantes