rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

salud Mujer Latinoamérica Niños

Publicado el • Modificado el

Ginecólogos alertan sobre una 'epidemia de cesáreas' en el mundo

media
Las cesáreas son indispensables cuando se presentan complicaciones, pero suponen riesgos para la madre y el niño. ©pixabay

El número de nacimientos por cesárea casi duplicó en el mundo en 15 años, pasando de un 12% a un 21% entre 2000 y 2015. Este fenómeno ha llevado a ginecólogos a reflexionar sobre lo que llaman una “epidemia”, según un informe publicado en la revista británica The Lancet.


Según el informe en la revista The Lancet, basado en cifras de la Organización Mundial de la Salud y de la UNICEF, entre el 10% y el 15% de las cesáreas son absolutamente necesarias, pero la mayoría de los 169 países estudiados superan este porcentaje, poniendo así en riesgo la vida de la madre y del niño.

“El fuerte aumento de cesáreas –especialmente entre las clases acomodadas y sin motivos médicos– supone un problema debido a los riesgos asociados para la madre y el bebé”, subraya la coordinadora del estudio, Marleen Temmermann.

América Latina, región con la mayor tasa de cesáreas del mundo

América Latina es la región del mundo donde se practican más cesáreas (44,3% de los nacimientos en 2015). República Dominicana es líder mundial en este tipo de partos (58,1%), seguida de Brasil (55,5%). En Brasil, el 54,4% de este tipo de partos se producen entre mujeres de alto nivel educativo.

Entre los 15 primeros países también destacan Venezuela (52,4%), Chile (46%), Colombia (45,9%), Paraguay (45,9%), Ecuador (45,5%), México (40,7%) y Cuba (40,4%).

En África subsahariana, la tasa en 2015 era muy baja (4,1%). En Asia, el número de cesáreas aumentó en promedio en un 6% por año entre 2000 y 2015 (de 7,2% a 18,1%), y aumentó un 2% por año en Norteamérica (32% en 2015) y en Europa occidental (26,9% en 2015). En Francia, la cifra se mantiene estable alrededor de un 20%.

Los riesgos de los partos por cesárea

El estudio no permite explicar este aumento, pero constata un vínculo con el nivel de ingresos y de educación de las mujeres, además de un problema de competencias del personal médico para lograr un parto difícil, y tarifas más atractivas para los médicos y las clínicas en caso de cesárea.

Las cesáreas son indispensables cuando se presentan complicaciones, pero suponen riesgos como una recuperación más complicada para la madre y problemas en los partos ulteriores (embarazo ectópico, desarrollo anormal de la placenta...), recuerda el informe. Además, están surgiendo pruebas de que los bebés nacidos por cesárea no se exponen a los mismos procesos hormonales, físicos ni bacterianos que los nacidos por vía natural.

Con el fin de limitar el abuso de cesáreas, el Congreso Mundial de Ginecología y Obstetricia reunido en Brasil recomienda aplicar una tarifa única para todos los partos, obligar a los hospitales a publicar sus estadísticas, informar mejor a las mujeres y mejorar la formación sobre partos naturales.

Con AFP