rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Noticias de América
rss itunes

Costa Rica se organiza ante la inmigración nicaragüense

Por Hugo Passarello

El fin de semana otro manifestante murió en Nicaragua durante una protesta para pedir la renuncia del presidente Daniel Ortega. Muchos nicaragüenses buscan refugio en otros países, en particular en Costa Rica, que se ve desbordada por los pedidos de asilo.

>> Haga clic en la imagen para escuchar el programa completo.

Una persona murió y al menos cinco otras resultaron heridas en un ataque este domingo contra una marcha opositora en Nicaragua. La familia de la víctima niega la versión de la policía, que afirma que el joven Matt Romero fue matado por el fuego cruzado de los manifestantes, y participantes de la marcha acusan a paramilitares de haberles disparado.

La violencia política ya dejó a más de 320 muertos desde abril, cuando se desató una serie de protestas contra el gobierno.

Muchos nicaragüenses huyeron a Costa Rica, y si bien el país vecino tiene una larga tradición de recibir migrantes desde Nicaragua, en agosto registró un caso de violencia hacia los recién llegados que dejó entrever un posible aumento de la xenofobia, lo que llevó al presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado Quesada, a pedir calma por televisión.

El número de nicaragüenses que pasan por los puntos fronterizos regulares bajó, pero se registró un flujo por zonas no verificadas por las autoridades, y hubo un aumento exponencial de pedidos de asilo: “A partir del 15 de abril, cuando comenzó la crisis política, el flujo de migrantes nicaragüenses creció. En marzo las entradas y salidas estaban en 32.000 y en abril subieron a 38.000, pero en agosto eran 20.000. Esto produjo que subieran las solicitudes de refugio de manera exponencial”, explica Marcelo Pisani, director regional de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

La situación por ahora parece estar bajo control pero las autoridades costarricenses se vieron desbordadas por los pedidos de asilo y requirieron la participación de organismos internacionales: “Casi 29.000 nicaragüenses han manifestado su intención de pedir asilo en Costa Rica, y 13.000 de ellos han depositado su petición de asilo. (…) ACNUR proporciona una ayuda legal y técnica para aumentar las capacidades de las autoridades en diligenciar estos casos de solicitud”, comenta Francesca Fontanini, portavoz de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

En una entrevista al diario estadounidense The New York Times, la canciller de Costa Rica Epsy Campbell dijo que el gobierno está tratando de prepararse por si la situación en Nicaragua empeora hacia finales de año pero advirtió que la crisis podría ser demasiado grande para un país como Costa Rica.

Por su parte, en Nicaragua, el presidente Daniel Ortega descartó reanudar el diálogo con la oposición y adelantar los comicios del 2021 al 2019 para resolver la crisis.

Entrevistados: Francesca Fontanini, portavoz de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), y Marcelo Pisani, director regional de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para Centroamérica, Norteamérica y el Caribe.

Trump amenaza con cortar la ayuda a Centroamérica por la caravana de migrantes

Perú: detención sorpresiva de Keiko Fujimori por supuesto lavado de activos

Perú: impacto de la anulación del indulto a Fujimori en la escena política