rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Bolivia Evo Morales Libertad de prensa

Publicado el • Modificado el

De esto se trata la ley “contra la mentira” que preparan en Bolivia

media
El presidente boliviano, Evo Morales. Archivo. Bolivian Presidency/Handout via Reuters

El presidente boliviano quiere una ley "contra la mentira" y ha sostenido que quienes rechazan su propuesta son unos "confesos mentirosos". La idea está tomando cuerpo en el Parlamento, pese a las alertas de expresidentes, opositores y la prensa.


Por Javier Aliaga

La primera vez que Morales anunció la norma en un discurso muchos lo escucharon con escepticismo. Después lo ratificó en otras intervenciones y los parlamentarios del oficialismo ahora estudian la propuesta y analizan la legislación internacional que castiga las ‘ fake news’ (noticias falsas en español).

Dos parlamentarios de partido gobernante, el Movimiento al Socialismo (MAS), dijeron a France 24 que el proyecto de ley aún no está redactado, pero defendieron la necesidad de la normativa “contra las mentiras” como una forma de concretar el principio incaico del "ama lulla", "no seas mentiroso" en quechua, recogido en la Constitución desde el 2009.

La trilogía ética de la antigua civilización quechua incluía el "ama quilla" (no seas flojo) y "ama sua" (no seas ladrón), que también forman parte de los principios constitucionales de Bolivia.

"Se quiere incorporar una norma que castigue en el ámbito del derecho penal a la mentira, pero siempre y cuando esa mentira cause daño moral y psicológico a una tercera persona", señaló el diputado oficialista Víctor Borda.

El legislador sostuvo que "seguramente" con esa ley se sancionará "a todos aquellos políticos mentirosos", pero "sin que esto signifique vulnerar la libertad de expresión que está garantizada por la Constitución Política del Estado, ni la libertad de pensamiento", ni la libertad de prensa, según dijo.

El MAS controla los dos tercios de la Cámara de Diputados y del Senado por lo que cualquier norma puede ser aprobada por el oficialismo sin la necesidad de tomar en cuenta a la oposición.

Flora Aguilar: "así se podría informar de manera correcta al pueblo"

Su colega y correligionaria, la indígena quechua Flora Aguilar, apuntó: "aquí nadie puede tener miedo. El que no miente por qué va a preocuparse sobre la ley. Así se podría informar de manera correcta al pueblo en los medios de comunicación y no estar desinformando".

En el mismo sentido, argumentó hace unos días el propio Morales afirmando que la ley debería aplicarse a autoridades y a medios de comunicación, lo que levantó las primeras reacciones de rechazo, en particular de parte de la prensa, cuyo trabajo está regulado por la ley de Imprenta, que data de 1925.

Un juez podría calificar si se ha producido una mentira y unos peritos definirían si se causa daño emocional a un tercero con una falsedad, apuntó Borda.

El legislador oficialista dio como un ejemplo de "mentiras con dolo" el hecho de que algún opositor haya dicho que la hija del presidente Morales, Eva Liz, vivía y estudiaba en Estados Unidos siendo que hace pocos días se graduó como abogada en una universidad de La Paz.

"Y, obviamente, la mentira más atroz ha sido inventarle un hijo a Evo Morales por una supuesta relación con Gabriela Zapata, y que ha influenciado definitivamente en el resultado del 21F", agregó Borda.

El 21F representa el referendo que perdió Morales el 21 de febrero del 2016 cuando se consultó a la población si le autorizaba a volver a postular en 2019 para buscar un cuarto mandato.

Según Aguilar, “la mentira del 21F” está llevando a Bolivia al retroceso y afectando la transformación del país.

Jimena Costa: "es un discurso que hace quedar a los bolivianos como si fuéramos unos tontos pusilánimes"

En declaraciones a France 24, la diputada opositora Jimena Costa opinó que para el MAS plantear una ley “contra la mentira” es continuar con una estrategia discursiva que busca reponer la imagen de Morales de la derrota sufrida el 21F.

"Es un discurso que hace quedar a los bolivianos como si fuéramos unos tontos pusilánimes, que nos manipulan con un cuento", dijo.

La trama del supuesto hijo secreto del presidente con Zapata explotó en esa campaña y se convirtió en un culebrón hasta que una jueza estableció que tal niño no existía y la supuesta madre terminó confesando ese extremo.

El Gobierno acusó a un grupo de medios de haber formado un supuesto "cártel de la mentira" para perjudicar la candidatura de Evo Morales, lo cual ha sido rechazado siempre por los medios y las asociaciones de periodistas.

Costa cree que una ley contra la mentira puede finalmente ser un bumerán contra el mandatario porque "la gente le recuerda que él ha mentido cuando ha dicho que iba a respetar el resultado del 21F".

El gobernante creyó que iba a ganar el referendo, pero en su contra votó un 51,3 % de los electores.

El presidente de la Asociación Nacional de Periodistas de Bolivia, Pedro Glasinovic, dijo a France 24 que el objetivo es ejercer "un control de los mensajes que emiten los medios, a través del temor", con una norma que, a su juicio, será una espada de Damocles sobre la cabeza de los informadores.

El expresidente Carlos Mesa (2003-2005) advirtió en su blog que la ley será "un nuevo instrumento para restringir más los derechos constitucionales de todos".

Que una propuesta como esa sea debatida en un periodo preelectoral parece no preocuparle al presidente Morales, que ha retado a los opositores a aprobar la ley “contra la mentira” para juzgarlo también a él si lo consideran un mentiroso.