rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Estados Unidos Armas

Publicado el • Modificado el

Secretaria de Educación de EE.UU. considera armar a los docentes

media
Betsy DeVos considera usar recursos del programa de Subvenciones de Apoyo Estudiantil y Enriquecimiento Académico. REUTERS/Yuri Gripas

Según informó este jueves The New York Times, Betsy DeVos está estudiando si, aprovechando un vacío legal, puede destinar fondos federales a la compra de armas para los profesores.


El objetivo es poder defenderse de posibles tiroteos y proteger la vida de los estudiantes y del personal educativo. Desde enero de 2018, se han registrado 23 tiroteos y hechos con armas en escuelas de todo el país.

Se trataría de una medida histórica, que iría en contra de la voluntad del Congreso que en marzo pasado aprobó una Ley de Seguridad Escolar por la que se asignaba a las escuelas 50 millones de dólares al año, con la prohibición expresa de que se invirtieran en la compra de armas de fuego.

Pero DeVos y su equipo consideran usar recursos del programa de Subvenciones de Apoyo Estudiantil y Enriquecimiento Académico, aprovechando así un vacío legal. Este programa busca mejorar la situación de las escuelas más pobres de Estados Unidos, con tres objetivos: mejorar las condiciones de aprendizaje, brindar una educación integral y mejorar el uso de la tecnología.

Lo que podría impedir que se usen estos fondos sería que el Congreso llene ese vacío legal a través de leyes prohibitivas. En Twitter circula una petición dirigida al Congreso para pedirle que se bloquee la iniciativa:

Tras la matanza de Parkland en febrero, Donald Trump ya había planteado la posibilidad de armar a todos los profesores. Varios legisladores, miembros de las fuerzas del orden, educadores y padres de familia se oponen a esta medida por considerar que no solamente no es una solución, sino que favorecería el aumento de los tiroteos.

El representante demócrata Robert C. Scott dijo que usar estos fondos sería “violar de manera obvia el espíritu de la ley así como el sentido común sobre el control de armas de fuego”. En un tuit, aseguró que el Congreso nunca quiso ni pensó en un tal uso para estas subvenciones:

Funcionarios del Departamento de Educación dijeron que esta idea surgió después de que el estado de Texas preguntara sobre la posibilidad de usar estos fondos para su propio programa de armas. Texas, conocido por su School Marshal Program, es uno de los nueve estados donde los empleados pueden llevar armas o tener acceso a ellas en las escuelas.