rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Grandes reportajes de RFI
rss itunes

Tijuana, ciudad de paso… para quedarse

Por Angélica Pérez

Cada año, miles de hombres, mujeres y niños de los países centroamericanos y los estados mexicanos más vulnerables llegan a Tijuana, en Baja California, último tramo antes de pasar al llamado "sueño americano".

Vienen huyendo de las bandas del crimen organizado, la muerte, el secuestro, la extorsión, el hambre, la miseria y otros tipos de violencia generalizada. Pero la cada vez más intolerante política migratoria de EE.UU. impide a estos inmigrantes cruzar "el muro" pese a tratarse de refugiados, según los parámetros establecidos por la OEA y ratificados por Washington.

Obligados a quedarse indefinidamente en Tijuana, los refugiados extranjeros y los desplazados internos constituyen una parte significativa de esta ciudad del norte,  la más poblada del estado de Baja California, la cuarta en importancia de México y la quinta más peligrosa del planeta.

Huérfanos de políticas públicas, estos miles de inmigrantes sobreviven por cuenta propia y a merced a una sociedad civil que se ha organizado como puede para no dejarlos abandonados a su (aciaga) suerte.

En la frontera México/Estados Unidos, ataudes en memoria de los migrantes fallecidos. WikimediaCommons/Tomas Castelazo

En su último informe, "Desarraigados en Centroamérica y México", UNICEF lanza la alerta sobre el aumento de niños y jóvenes migrantes que, sin la compañía de adultos, emprenden una larga, riesgosa e incierta travesía hacia "el norte" en busca de seguridad y un futuro mejor. Para casi todos estos menores y madres solas adolescentes el viaje se convierte en un dantesco ciclo de adversidades y peligros. Y al llegar a Tijuana, continúa la pesadilla.

La Red de Documentación de las Organizaciones Defensoras de Migrantes (REDODEM) exhorta al Estado mexicano a que garantice el interés superior de niños, niñas y adolescentes no acompañados pues un 72% de los menores migrantes ha transitado por México sin sus familiares adultos.

En este primer reportaje, hilvanamos las historias de algunos de esos menores de edad y madres jóvenes, desplazados internos de los estados más violentos y empobrecidos de México (Michoacán, Guerrero, Veracruz y Oaxaca) para quienes Tijuana se transforma en un perenne lugar de paso.

Entrevistados:

Soraya Vásquez, Comité Humanitario Estratégico de Tijuana;

Gaba Cortés, ONG Ángeles de la Frontera;

Mary Galván, albergue Madre Asunta;

Niños y madres jóvenes solas, refugiados en Tijuana.