rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Noticias de América
rss itunes

Cuba, hacia un nuevo sistema de gobierno

Por Carlos Pizarro

De aquí hasta el próximo mes de noviembre, unos 10 millones de cubanos, entre los que también se encuentran los exiliados, están llamados a formular propuestas después de que el gobierno de la isla iniciase el proceso de consulta popular de la reforma constitucional.

Yo pienso que vamos a tener una Constitución limpia, poderosa, donde habrá voces divergentes pero la gran mayoría va a aprobar una Constitución que responde a un país que está de cara a la modernidad.
Miguel Barnet, diputado cubano.

“Con esto se somete a la población en un proceso de tres meses, se va a discutir en los centros laborales, en las escuelas, en las universidades, en el pueblo, y todas las opiniones se van a tomar en cuenta. No se elimina ningún criterio porque la idea es que participe todo el mundo. Yo pienso que vamos a tener una Constitución limpia, poderosa, donde habrá voces divergentes pero la gran mayoría va a aprobar una Constitución que responde a un país que está de cara a la modernidad”, estima el diputado cubano Miguel Barnet.

Entretanto la oposición reacciona de manera moderada. Manuel Cuesta Morúa, líder de la Mesa de Unidad Democrática, aplaude la participación del pueblo a pesar de considerar este proyecto como el programa constitucional del Partido Comunista y no el de la Constitución cubana.

Se están redefiniendo de alguna manera las reglas del juego de la convivencia en los próximos años.
Manuel Cuesta Morúa, líder de la Mesa de Unidad Democrática.

“Nosotros creemos que los ciudadanos deben participar y en eso estamos trabajando desde la MUD, y a través de lo que llamamos ‘mesas de iniciativa constitucional’, para hacer propuestas desde la ciudadanía sobre todo en lo que tiene que ver con la soberanía como tema básica de la Constitución. Yo creo que es muy importante porque se están redefiniendo de alguna manera las reglas del juego de la convivencia en los próximos años”, comenta Manuel Cuesta Morúa.

Para el politólogo Carlos Alzugaray, el nuevo sistema será muy institucionalizado y su agilización en el proceso se debe a la falta de carisma de Miguel Díaz-Canel que no cuenta con la misma popularidad de los hermanos Castro. La aprobación de la reforma constitucional será muy importante para el despegue político del nuevo jefe de Estado.

Díaz-Canel quiere comenzar, y Raúl Castro quiere que Díaz-Canel comience con un sistema nuevo de gobierno que le permita dirigir el país de una manera distinta a como lo hicieron Fidel Castro y Raúl Castro.
Carlos Alzugaray, politólogo.

“Yo creo que hay una decisión política de las autoridades del país de que esto sea lo más democrático posible, que va a resultar en otra cosa, porque vamos a discutir y se van a recoger todas las opiniones, pero ¿cómo sabemos después que todas estas opiniones van a estar recogidas en esta nueva Constitución? (…) ¿Por qué se acelera? Porque yo creo que Díaz-Canel quiere comenzar, y Raúl Castro quiere que Díaz-Canel comience con un sistema nuevo de gobierno que le permita dirigir el país de una manera distinta a como lo hicieron Fidel Castro y Raúl Castro, porque además Díaz-Canel no hereda la autoridad carismática que tenían Fidel y Raúl”, explica el politólogo.

La nueva carta magna es una de las tantas reformas que Raúl Castro dejó encargadas a Miguel Díaz-Canel. La actual Constitución data de 1976 y está basada en el antiguo modelo soviético que copió a su principal aliado internacional, la URSS.

Salvadoreña en espera de un juicio por supuesto intento de aborto tras violación

Beto O’Rourke, la esperanza democrata que lucha en un bastión republicano

Colombia y Ecuador ocultaron información sobre secuestro de los 3 periodistas