rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Estados Unidos

Publicado el • Modificado el

EE.UU.: niños rescatados estaban entrenados para perpetrar tiroteos escolares

media
Imagen del campamento en Nuevo México. TAOS COUNTY SHERIFF'S OFFICE/AFP / Handout

Tras el hallazgo de once niños retenidos por cinco adultos en el desierto de Nuevo México, nuevas revelaciones suponen que los entrenaban en el uso de armas de fuego.


La semana pasada, cerca de un pequeño pueblo llamado Amalia, al norte de Nuevo México, la policía encontró a dos adultos, tres mujeres y once niños que vivían en condiciones infrahumanas en un campamento. El sheriff del condado de Taos, Jerry Hogrefe, lo definió así: “Las condiciones de pobreza más tristes que he visto en mi vida”.

Entrenaban a los niños para tiroteos escolares

Los menores permanecían en un remolque bajo tierra, con una entrada oculta bajo unos plásticos. Los agentes detuvieron a los dos hombres, quienes se encontraban fuertemente armados, y al otro día a las tres mujeres, presumiblemente las madres de los once niños que allí vivían.

Video del 6 de agosto que muestra el campamento:

Pero la historia dio un giro aún más dramático y extraño este miércoles, cuando presentaron los cargos judiciales. La policía asegura que el líder del campamento estaba entrenando a los niños con armas para disparar en escuelas.

En el lugar fueron descubiertos un fusil semiautomático AR-15, cinco cartuchos y cuatro pistolas. Según la agencia de prensa Associated Press, en los documentos presentados ante la Justicia, “un tutor provisional de uno de los niños declaró a las autoridades que había sido entrenado a utilizar un fusil de asalto para prepararse a un futuro tiroteo en una escuela”.

La AP también citó un documento escrito por el procurador Timothy Hasson, en el que explica que el principal acusado, Siraj Ibn Wahhaj, representa “un gran peligro para los niños encontrados en la propiedad y para la comunidad en su conjunto, por la presencia de armas de fuego y su intención de utilizarlas de manera violenta e ilegal”.

La historia comenzó en diciembre del 2017

En diciembre del 2017, en el estado de Georgia, una mujer denunció a la policía que su marido, Siraj Ibn Wahhaj, se había llevado a su hijo de tres años que sufría de problemas cognitivos y de desarrollo. Lo último que dijo su padre era que pretendía practicarle un exorcismo.

La investigación llegó finalmente hasta Nuevo México, donde la policía del condado de Taos halló el campamento. En un primer momento no había rastro del niño. El martes, la oficina del sheriff anunció que había encontrado en los alrededores los restos de un niño pero la identificación está en curso.