rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Estados Unidos Irán Nuclear Comercio Intercambios

Publicado el • Modificado el

Trump: 'Quien haga negocios con Irán NO los hará con EE.UU.'

media
Donald Trump, presidente de Estados Unidos REUTERS/Jonathan Ernst

Estados Unidos restableció las sanciones contra Irán luego de haber roto el Acuerdo Nuclear de 2015. Una primera andanada que no incluye aun el petroleo persa. En medio de la devaluación del Rial y de protestas callejeras, Irán dice estar preparado para esta contraofensiva norteamericana. 


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró el martes que las restablecidas sanciones contra Irán son las "más mordaces jamás" impuestas y advirtió a otros países de hacer negocios con Teherán. "Estas son las sanciones más mordaces jamás impuestas, y en noviembre aumentan a otro nivel", escribió en un tuit matutino, en el que amenazó: "Quien haga negocios con Irán NO los hará con Estados Unidos. Estoy pidiendo la PAZ MUNDIAL, nada más".

"Quien que haga negocios con Irán NO los hará con Estados Unidos."

Primera ráfaga de sanciones

Esta sanciones afectarán especialmente la compra de dólares estadounidenses, su comercio de oro y metales preciosos, y sus transacciones con metales, carbón y software relacionado con la industria. Y serán seguidas en noviembre por el bloqueo del comercio del petroleo iraní en dólares.

Las sanciones de Washington, llamadas «snapback» se hicieron oficiales la medianoche del martes y tienen como objetivo "hacer retroceder la actividad maligna de Irán", según dijo el secretario de Estado Mike Pompeo. 

Estados Unidos decidió romper el Acuerdo Nuclear con Irán firmado en 2015 durante el gobierno de Barack Obama. De acuerdo a este pacto en el que participaron también otras potencias como Francia, Rusia, Alemania, Reino Unido y China, Irán se comprometía a tener un programa nuclear limitado en sus investigaciones y en su tamaño por diez años. El acuerdo contemplaba el final de las sanciones comerciales.

Estados Unidos decidió poner fin a este pacto aludiendo que las cláusulas de caducidad del Acuerdo eran totalmente inaceptables pues daban la posibilidad a Irán, de aumentar el uso de centrifugadoras y el enriquecimiento de uranio la próxima década.

El verdadero objetivo detrás de las sanciones

En medio del descontento popular y de una situación económica cada vez más asfixiante, Irán hace frente al descalabro de su moneda el rial que ha perdido la mitad de su valor desde abril debido a los temores sobre el posible regreso de las sanciones de Estados Unidos. Según el especialista internacional, Clément Therme, ese sería el escenario que Estados Unidos busca con el restablecimiento de las sanciones. La destrucción de programa nuclear iraní sería una excusa, el objetivo verdadero sería hacer caer el régimen del presidente Hassan Rohani acentuando un descontento de la población y llamando a un levantamiento popular. 

Trump busca provocar un levantamiento popular en Irán reforzando las sanciones para evitar recurrir a la opción militar. Por el momento, la situación se inclina hacia una evolucion de la represión, el regimen se encuentra fragilizado, el hecho de que los manifestantes se expresen con tanta fuerza en las calles es una derrota para un régimen revolucionario. 
Clement Therme, especialista internacional

 

Descontento popular iraní

Protestas populares en Irán NASIM NEWS AGENCY / AFP

Después de la revolución de 1979 que dio lugar a la República Islámica los sueños de un país y una vida mejores se acabaron pronto. Las consecuencias de la revolución: el aislamiento internacional y la frustración de ver cómo el sistema ahogaba las promesas de reforma y apertura que apoyaron con sus votos a los presidentes Mohamed Jatami y Hasan Rohani no hizo sino aumentar la sensación de desengaño y malestar popular. 

Entre diciembre y enero de este año, mucho antes de la ruptura del acuerdo nuclear iraní, las protestas ciudadanas dejaron 25 muertos y un millar de detenidos. Estas protesas comenzaron denunciando los problemas económicos que sufre el país pero pronto derivaron en críticas contra el propio sistema de la República Islámica.

Entrevistado también por RFI, uno de los ciudadanos da cuenta de la difícil situación que atraviesa

Estamos sumamente preocupados ante la incertidumbre de lo que va a pasar con nuestras mujeres y nuestros niños. Personalmente, yo estoy en punto muerto. Hace 6 meses comprábamos un kilo de arroz a 80 000 rials y hoy vale el doble. Hace unos días fui a un supermercado, no había ni un litro de aceite ni salsa de tomate. 
Davoud, joven iraní de 24 años

Frente a esta situación, Rohani, ha respondido diciendo que no cederá a la renovada campaña de Washington para estrangular los puertos vitales de Irán.