rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Brasil Elecciones Jair Bolsonaro

Publicado el • Modificado el

Bolsonaro, el nostálgico de la dictadura brasileña que sueña con la Presidencia

media
"Mi candidatura es una misión. Si estoy aquí es porque creo en ustedes, y si ustedes están aquí es porque creen en Brasil", proclamó Bolsonaro ante la convención del Partido Social Liberal (PSL), el 22 de julio de 2018 en Rio de Janeiro. Carl DE SOUZA / AFP

El diputado ultraderechista Jair Bolsonaro enarboló las banderas de la honestidad y la moralidad para "rescatar" a un Brasil hundido en la corrupción, al lanzar este domingo su candidatura para las elecciones presidenciales de octubre, donde las encuestas indican que llegará a segunda vuelta.


Con Jean-François Cardona, corresponsal de RFI en Rio de Janeiro

Ultraconservador y muy religioso, Jair Bolsonaro carga con la reputación de proferir declaraciones racistas, machistas y homofóbicas. Esto no impide que las intenciones de voto de cara a las elecciones presidenciales lo sitúen en segundo lugar, detrás del ex presidente Luiz Inácio “Lula” da Silva, en prisión. Este domingo, durante el congreso de su partido, en Rio de Janeiro, el representante de la extrema derecha brasileña ya se veía en la segunda vuelta.

Aclamado por 3.000 militantes en la convención del Partido Social Liberal (PSL) en Rio de Janeiro, Bolsonaro deploró la “pérdida de valores familiares”, la corrupción y la violencia que estallan en Brasil, como en su bastión electoral de Rio de Janeiro.

Pese a sus numerosas declaraciones machistas y homofóbicas, el diputado puede apoyarse en el los conservadores evangélicos, como Enrique, un ingeniero. “Es el único candidatos que no tiene miedo de ser políticamente incorrecto: nuestra sociedad de hoy está enferma. ¡Jair defiende aquello en lo que yo creo: liberalismo económico, conservadurismo, la familia primero, y Dios por encima de todos!”, aseguró a RFI este simpatizante.

"Sé la incomodidad que estoy causando al 'establishment'. Soy el patito feo de esta historia, pero estoy seguro que seremos bonitos en breves", proclamó el diputado Bolsonaro, de 63 años, acompañado por su esposa y sus hijos, la mayoría también políticos.

Jair Bolsonaro divide a los brasileños con sus posturas a favor de la pena de muerte y del porte de armas. Es abiertamente nostálgico de la dictadura militar, que dirigió el país de 1964 a 1985. Es el caso de André, un policía retirado. “Lo que le reprochan no son más que mentiras, un comedia fabricada para ensuciar la reputación de los militares de esa época. Yo estoy a favor de su regreso para restablecer el orden y la paz social”, sostuvo ante el micrófono de RFI.

En plena crisis económica y política, afectado por la multiplicación de casos de corrupción, Brasil busca un salvador. Jair Bolsonaro, que se ha mantenido al margen de los escándalos, espera aprovechar esta situación.