rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

México Elecciones Violencia

Publicado el • Modificado el

En México, se cierra la campaña electoral más sangrienta

media
La campaña electoral de este año ha sido también la más violenta en la historia reciente de México: ya suman 129 políticos asesinados en el marco del proceso electoral. REUTERS/Javier Verdin

La muerte, el lunes, del candidato de Morena a diputado local en Oaxaca aumenta la lista de más de 120 candidatos y funcionarios públicos asesinados en México durante esta campaña electoral que se cierra con la cita a las urnas el próximo domingo. 


Por nuestra enviada especial en Ciudad de México, Angélica Pérez,

El número escalofriante de candidatos asesinados en tres meses de campaña ha puesto en evidencia los alcances del crimen organizado en México.

Más allá del control del tráfico de drogas y de las rutas, estos grupos

delincuenciales se han hecho con el control del aparato de poder del Estado a nivel local. 

"Éstos controlan las contrataciones públicas, actúan como autoridad y extraen rentas ilegítimas", explica Edna Jaime, directora de la ONG México Evalúa. "Todos los asesinatos alrededor de las elecciones tiene que ver con esto. Lo preocupante es que el Estado mexicano no tiene medios para contenerlo".

La activista resalta también que ninguno de los 129 políticos asesinados en el marco del proceso electoral ha ameritado que se interrumpa la campaña. "Los mexicanos han estado profundamente dormidos por efecto de una anestesia de la cual no sé cuando nos vamos a despertar", agrega.

Para Daniel Moreno, director del portal Animal Político y líder de la iniciativa Verificado 2018 adelantada por 80 medios mexicanos, condena la inercia de los tres candidatos a la presidencia, Manuel López Obrador, José Antonio Meade y Ricardo Anaya, frente a la matazón de líderes locales de sus propios partidos. 

"Somos corresponsables, con candidatos, organizaciones de la sociedad civil y medios, con electores, de lo que está ocurriendo", afirma Moreno.