rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Estados Unidos salud Ecología Medio ambiente

Publicado el • Modificado el

En California, el juicio que enfrenta a un hombre con cáncer y Monsanto

media
El pasado 4 de junio, la alemana Bayer cerró la compra de Monsanto, fabricante del herbicida RoundUp. Robyn Beck / AFP

Dewayne Johnson, un padre de familia californiano con cáncer, es el primer estadounidense en llevar ante la justicia a la empresa Monsanto, productora del herbicida RoundUp que la OMS sospecha ser cancerígeno.  El juicio comienza este martes y podría abrir la vía a otras 4.000 personas que han presentado quejas.


A sólo 46 años, Dewayne Johnson se está muriendo de cáncer. Durante dos años, en las afueras de San Francisco, este padre de tres hijos usó RoundUp, un herbicida comercializado por Monsanto cuyo agente principal es el glifosato, para rociar el jardín de la escuela que cuidaba. En 2015, la Organización Mundial de la Salud calificó este ingrediente de “carcinogénico para los humanos”. Una acusación que la compañía productora de herbicidas ha rechazado desde su comercialización en los años 70.

En agosto de 2014, Dewayne Johnson fue diagnosticado con un linfoma no hodgkiniano y cuatro años después, su cáncer ha invadido el 80% de su cuerpo. La ley californiana prevé que los procesos jurídicos sean acelerados en caso de degradación del estado de salud del demandante.

Este martes inicia el primer juicio contra Monsanto en su propio país. Se evaluará si efectivamente el pesticida es responsable del cáncer y si la empresa ha fallado en informar convenientemente sobre este riesgo.

En una declaración, la compañía, que fue recientemente adquirida por la farmacéutica alemana Bayer, se defendió evocando las conclusiones de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA por sus siglas en inglés): “Esta evaluación rigurosa de los datos llevada a cabo por la EPA se basa en las conclusiones sólidas de las autoridades reguladoras europeas y canadienses y una vez más deja claro que el glifosato no causa cáncer".

El abogado del demandante, Timothy Litzenburg, asegura que no ha presentado todavía a Monsanto una lista de compensaciones, pero afirmó a medios estadounidenses: “Lo único que podemos pedir, como abogados civiles, es dinero, para entregárselo al Sr. Johnson”.

Los tribunales de San Francisco han recibido unas 400 quejas contra Monsanto. Se cree que en todo el territorio estadounidense esté pendiente un total de 4.000 casos en espera. Este precedente jurídico podría desbloquear jurisprudencias y costarle a Monsanto y a su nuevo propietario Bayer millones de dólares.