rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Estados Unidos ONU Derechos humanos

Publicado el • Modificado el

Estados Unidos abandona el Consejo de DDHH de la ONU

media
"Tomamos este paso porque nuestro compromiso no nos permite seguir siendo parte de una organización hipócrita y centrada en sí misma que hace una burla de los derechos humanos", dijo Nikki Haley. REUTERS/Lucas Jackson

Washington se retiró el martes del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, considerándolo una "cloaca" de prejuicios políticos y condenando la "hipocresía" de sus miembros y su alegado "sesgo continuo" contra Israel.


Con Xavier Vilà, corresponsal de RFI en Washington

Estados Unidos se retiró del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, anunció este martes la representante estadounidense Nikki Haley, quien calificó a esa instancia como un "nido de motivaciones políticas".

“Tomamos este paso porque nuestro compromiso no nos permite seguir siendo parte de una organización hipócrita y centrada en sí misma que hace una burla de los derechos humanos", subrayó Haley.

"El Consejo de Derechos Humanos ha adoptado cinco resoluciones contra Israel. Es más de lo que ha sido adoptado en total contra Corea del Norte, Irán y Siria", agregó.

La decisión de Washington amenaza con aumentar la percepción de que la administración Trump salvaguarda los intereses de Israel, el único país sometido a escrutinio en cada reunión del consejo.

Según el secretario de estado estadounidense Mike Pompeo, semejante actitud demuestra la hipocresía de un organismo que mira hacia otro lado ante las atrocidades que se cometen en Venezuela, Cuba o China.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU fue creado en 2006 para substituir a la Comisión de Derechos Humanos y está formado por 47 países miembro escogidos por mayoría absoluta en la Asamblea General de la ONU.

Washington lamenta que el consejo haya declinado acometer las reformas que les demandaron hace 18 meses y se compromete a regresar si se implementan.

La medida alimenta la tónica aislacionista de una administración que en un año y medio ha abandonado el acuerdo del clima de París, la organización de la ONU por la Educación y la Cultura (UNESCO) y el acuerdo nuclear con Irán, además de imponer tarifas comerciales a países aliados y trasladar la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén.