rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Noticias de América
rss itunes

Centro nicaragüense de DDHH: "Hemos recibido amenazas"

Por RFI

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) ha lanzado un llamado a la comunidad internacional para que exija al gobierno de Daniel Ortega cesar la represión, que ya ha dejado cerca de 121 víctimas. 

Nicaragua vive una "tragedia humana" por la represión desatada por el gobierno contra manifestantes que piden la salida del poder del presidente Daniel Ortega y que ha dejado al menos 121 muertos en casi dos meses, señaló esta semana el CENIDH.

El periodista de RFI Romain Lemaresquier entrevistó a Marlin Sierra, directora ejecutiva de este organismo de defensa de derechos humanos, quien expresó su "esperanza de que podamos encontrar una salida pacífica y que haya una respuesta a la demanda de renuncia del presidente."

RFI: Parece que la comunidad internacional se esté quedando con los brazos cruzados ante lo que ocurre en Nicaragua.

MS: A pesar de mes y medio de represión constante, no se contempló en la agenda previa de la OEA el tema de Nicaragua. El secretario general, Luis Almagro, no presentará sino hasta enero una propuesta para reformar el proceso electoral. Hasta entonces, puede hacer centenares de muertos. 

Con varias otras oénégés internacionales como Amnistía Internacional, la

Federación internacional de DDHH, CEJIL, estamos elevando las voces para solicitar a la OEA y a la ONU que actúen. 

RFI: El CENIDH hace entonces un llamado a la comunidad internacional para que se movilice.

MS: Sí, porque desde hace 10 años hemos venido señalando la tendencia en cuanto a la instauración de una nueva dictadura en el país. Hoy estamos en un estado de terrorismo total donde no hay garantías ciudadanas de protección. Queremos que la comunidad internacional cumpla sus compromisos y que no se quede en discursos para ganar más tiempo.

RFI: ¿Los organismos como el suyo están teniendo problemas con las autoridades?

MS: Nosotros aquí, en la sede central, nos han puesto vallas metálicas, bloques de piedra, canteras, artefactos metálicos con puntas, para evitar el acceso vehicular. A los ciudadanos que vienen a poner una denuncia sobre una violación de derechos humanos no se les permite ingresar. No se nos permite acceder a las unidades penitenciarias ni a la información en torno a las atenciones médicas. 

Han recibido amenazas compañeros que trabajan en esta oficina. Por ejemplo, a nuestra coordinadora, le apedrearon la casa durante media hora contínua. 

Aprobación del Nica Act por Congreso de EE.UU. aumenta la presión sobre Ortega

Critican candidatura de Evo Morales por falta de independencia de los poderes

Chile promulga ley que permite el cambio de sexo en documentos desde los 14 años

Pulso en Perú en torno al pedido de asilo en Uruguay del expresidente García