rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Noticias de América
rss itunes

Nicaragua: continúa la represión sin una salida a la vista

Por Alejo Schapire

En Nicaragua, la violencia no ceja. La represión de las protestas contra el gobierno de Daniel Ortega, que llevan ya seis semanas, han superado a los 100 muertos y los heridos se cuentan por centenas. La CIDH y la secretaria general de la OEA anunciaron la creación un grupo de expertos independientes para investigar la violencia.

Este jueves nuevamente, 15 personas murieron por armas de fuego y hubo 199 heridos en los enfrentamientos en distintas ciudades del país. La Conferencia Episcopal de Nicaragua anunció que no reanudará el diálogo en busca de una salida a la crisis que atraviesa el país mientras "el pueblo siga siendo reprimido y asesinado".

Los empresarios nucleados en la patronal COSEP también dijeron basta y anunciaron que abandonaban a Ortega. Piden a sus representantes que dejen el gobierno y exigen elecciones anticipadas.

En este contexto, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, pidió el jueves al gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua detener la represión. 

La creación de un grupo de expertos independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la secretaria General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) para investigar la violencia es recibida con circunspección por Vilma Nuñez de Escorcia, presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos.

"Los órganos de protección internacional no tienen poder coercitivo sobre los Estados", recuerda Nuñez. "Pueden quedarse en buenas intenciones".

Dentro de la oposición a Daniel Ortega, se acusa a la Organización de Estados Americanos de no ser lo suficientemente severa con el régimen nicaragüense. Una acusación rechazada por Gonzalo Koncke, Jefe de Gabinete del Secretario General de la OEA, quien considera que las críticas carecen de fundamento.

"La OEA ha llevado a adelante todos los pasos que han permitido la visita de la CIDH a Nicaragua", responde Koncke. 

La última reacción regional llegó desde Estados Unidos, que condenó la represión en Nicaragua y advirtió que los violadores de derechos humanos deberán rendir cuentas a nivel internacional.

Masaya: la situación ‘es de profunda crisis de violación a derechos humanos’

La ONU pide a EEUU que deje de separar a los niños inmigrantes de sus padres

Guatemala: la erupción del volcán deja más de un millón y medio de damnificados

Escándalos de abusos sexuales: un terremoto en la Iglesia católica chilena

Henri Falcón a RFI: 'Cuidado si éstas no son las últimas elecciones democráticas de Venezuela'