rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Ecuador Lenin Moreno Rafael Correa

Publicado el • Modificado el

Lenín Moreno: un año de ‘anticorreismo’

media
Primer año en el gobierno del presidente de Ecuador, Lenín Moreno. Reuters / Juan Carlos Ulate

Según varios analistas consultados por RFI, Ecuador vivió un año de transición en el que hay elementos de continuidad de las políticas del antiguo presidente Rafael Correa y elementos que muestran una voluntad de modificar esos lineamentos y pasar a un enfoque más adecuado para afrontar la crisis económica, la pérdida de presencia internacional y el deterioro de la situación de seguridad interna.


 

-Por Ana María Ospina-

 

El primer aniversario del mandato de Lenín Moreno coincide con la audiencia de apelación de un caso que sacudió la vida política ecuatoriana: la condena ex vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, por haber recibido sobornos de un total de 13,5 millones de dólares para beneficiar a la constructora brasileña Odebrecht. En enero pasado, el presidente Lenín Moreno destituyó a Glas de su cargo, en lo que constituyó el inició de una serie de rupturas con el expresidente Rafael Correa.

Dicha destitución respondió a la promesa de campaña de Moreno de aplicar  tolerancia cero con la corrupción. Un principio que aplicó a otros altos cargos de su gabinete. Por ejemplo, Eduardo Mangas, renunció en diciembre pasado a la secretaría de la Presidencia tras la filtración de un audio en el que, entre otras cosas, insinuaba un presunto fraude en los resultados electorales.

Otro ministro, Iván Espinel dejó el Ministerio de Inclusión que le encargó Moreno y ahora es investigado por presunto peculado.

Por otros motivos de índole político, Lenín Moreno ha dedicado gran parte de su primer año de gobierno, a cambiar a su gabinete. De los 35 ministros con los que comenzó a gobernar, 14 de ellos ya no están.

Sin embargo, la mayoría de estos ministros no han sido cambiados por escándalos si no por “tratar de satisfacer distintos sectores. Si la población no se siente cómoda con algún ministros, los cambia”, asegura Valeria Argüello, politóloga y académica en la Universidad Andina de Ecuador.

Relanzar la economía

Además de 'descorreizar' a Ecuador a través de una consulta popular (ver más información aquí), otro de los objetivos clave del mandato de Moreno es relanzar la economía. Una economía que, si bien creció en 2017, es un punto problemático para el país. Por ejemplo su deuda interna y externa equivale a un 57% de su Producto Interno Bruto.

Según el internacionalista e investigador de la Universidad Andina de Ecuador, Marcos Romero “no es clara cuál es la orientación del gobierno en materia económica”. Y agrega: “Por un lado, Moreno busca ajustar el gasto público, reducir el tamaño del Estado pero de otro lado hay elementos que buscan postergar este ajuste e incrementan el nivel de endeudamiento del Estado”.

En los últimos meses, varios ministros han viajado a otros países para atraer inversiones y explorar posibilidades de financiamiento pero sin respuestas o resultados concretos. “El tema es que se le está acabando el tiempo a Moreno porque no puede satisfacer a todo los sectores. Por ejemplo, es claro que se necesitan los recursos que genera la minería pero la resistencia de las comunidades, campesinos de las regiones afectadas, de los ambientalistas, es fuerte. Tarde o temprano deberá tomar una postura”, explica Romero.

Derogar la ley de medios

Otros de los temas de actualidad que le permiten a Moreno tomar distancia de su predecesor, es la reciente propuesta presentada a la Asamblea Nacional, que pretende reformular la ley de la Comunicación.

Dicha legislación -una de las más controvertidas de la era correista-, amplió los controles sobre la prensa y redistribuyó frecuencias de radio y TV con el objetivo de romper los monopolios privados.

El cambio propuesto por Moreno prevé esencialmente el fin de la Superintendencia de Información y Comunicación (Supercom), creada en junio de 2013, por iniciativa de Correa, para controlar los medios de comunicación. El profesor e investigador de Flacso en Ecuador, Franklin Ramírez, considera que “es una reforma saludable pero habrá que ver como el debate se encauza, si se crean nuevas instituciones de defensoría de la opinión con relación a los medios y si se soluciona el problema de las distribución de las frecuencias de radio, que tanto esperan las radios comunitarias por ejemplo”.