rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Cuba Catástrofe aérea México

Publicado el • Modificado el

Avión que se estrelló en Cuba llevaba 110 personas a bordo

media
El presidente cubano se desplazó hasta el lugar del siniestro del avión, este 18 de mayo 2018. Adalberto ROQUE / AFP

El avión de Cubana de Aviación que se estrelló este viernes poco después de despegar de La Habana llevaba 110 personas a bordo, incluidos seis tripulantes mexicanos, informó la compañía mexicana propietaria de la nave siniestrada. El accidente dejó un "alto número de víctimas", indicó el presidente cubano.


Las brigadas de ayuda han logrado rescatar hasta el momento a tres sobrevivientes, en "estado crítico", según fuentes oficiales cubanas. Sin embargo, aún no se han informado oficialmente las nacionalidades de los ocupantes del avión, alquilado a la firma mexicana Damohj, que despegó de La Habana a las 12H08 locales y se dirigía a Holguín, 670 km al este.

"Las noticias no son nada halagüeñas, parece que hay un alto número de víctimas", dijo a la AFP el presidente de Cuba Miguel Díaz-Canel, tras llegar al lugar del accidente y supervisar el rescate.

"Durante el despegue aparentemente sufre una falla y se precipita al terreno", informó la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de México, que detalló que en el avión viajaban tripulantes mexicanos.

Ubicado a unos 100 metros del siniestro, periodistas de la AFP comprobaron que el avión está completamente destruido y en llamas sobre campo de cultivo, cerca del aeropuerto.

"El avión quedó hecho un amasijo de hierro, otros materiales calcinados y cadáveres. Cayó sobre una siembra de boniatos (un tipo de tubérculo), a 200 metros de las primeras edificaciones. Carros cisternas apagaron el fuego. Una veintena de ambulancias se mueven en el lugar", explicó un reportero de la AFP.

Según detalló previamente la televisión estatal cubana, "La aeronave se precipitó entre Boyeros y Santiago de Las Vegas (dentro de la ciudad)".

Identificación de las víctimas en curso

José Luis, de 49 años, vive en el entorno del aeropuerto, y desde el supermercado donde trabaja, a 300 metros del accidente, se puede ver el despegue de las aeronaves que salen del José Martí. "Yo estaba despachando cerveza y pan en el mercado. De momento veo que sale (el avión), dio vueltas y, abajo, cayó. Todos nos asombramos".

Imágenes de la televisión cubana mostraban brigadas de rescate trabajando en el lugar del accidente y retirando en una camilla lo que parecía ser un sobreviviente. Una fuerte llovizna comenzaba a caer sobre la capital cubana.

El presidente Díaz-Canel, en declaraciones a la televisión local, dio sus condolencias a las familias afectadas, y afirmó que "la respuesta ha sido inmediata, en poco tiempo estuvieron aquí las principales autoridades".

"Aquí todo se ha organizado, se extinguió el fuego y se están identificando los restos", señaló. "El aeropuerto se mantiene con operatividad. Hay que decir también que la población del lugar ha acudido con mucha disciplina y ha estado cooperando en estas tareas de atención al evento". El sector está acordonado por la policía. Policías de uniforme y de civil impiden el acceso.

AFP