rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Enfoque internacional
rss itunes

Elecciones en Venezuela: ¿la suerte está echada?

Por RFI

Es la recta final para las elecciones presidenciales de Venezuela y la desconfianza en la autoridad electoral llega a 70% del país. La oposición tradicional, junto a buena parte de la comunidad internacional, dice no reconocer los comicios porque son a destiempo, con liderazgos inhabilitados, partidos ilegalizados y demás condiciones desfavorables.

Por nuestro corresponsal en Caracas, Victor Amaya.

"¡Lo que va a ocurrir el domingo es una farsa!", declaró el diputado del partido opositor Voluntad Popular, Juan Andrés Mejía, de cara a los comicios del 20 de mayo en Venezuela. Pero hay candidatos inscritos.

Henri Falcón rompió con la alianza opositora y se inscribió por su cuenta asegurando que la abstención no resuelve nada. Por otro lado, Javier Bertucci es un empresario y pastor evangélico que se ha convertido en un fenómeno electoral, ha crecido hasta 20 puntos en encuestas.

Ganarle a Nicolás Maduro, que usa todo el poder del Estado para apuntalar su candidatura a la reelección, sería más probable con candidatura única y alta participación. "Pero el voto opositor se está picando en dos", resalta el investigador Luis Pedro España, director de la encuestadora Ratio. "En cambio, el aumento de la participación cambiaría las preferencias electorales."

En 2012 y 2013, las elecciones presidenciales convocaron a 80% de los venezolanos. Ahora se espera que, en el mejor de los casos, alcance 60% o 65% del total, según la encuestadora Delphos. "Esto beneficia a Falcón directamente, dándole más votos", nota su director Felix Seijas. "Pero Bertucci sigue siendo el factor que impide que esto tenga mayores posibilides."

Maduro tiene la primera opción de triunfo, con una minoría que, no obstante, está muy organizada y movilizada. Por eso necesita que toda su base electoral acuda a las urnas, como lo reseña el politólogo John Magdaleno: "Maduro en sus discursos dice 'No me dejen solo' o habla de Chávez."

Pero esta elección no sólo se define contando papeletas, sino con el carnet de la patria, el instrumento que ha impuesto el gobierno para recibir beneficios sociales. "El sistema está diseñado para que el control social tenga un poder protagónico. Muchos ciudadanos creen que con el carnet se puede saber por

quién votó y no quieren perder beneficios", detalla el sociólogo Juan Manuel Trak. Lo que resalta también Luis Pedro España: "el voto del lado del gobierno es de clientela."

Desde que se anunciaron las elecciones presidenciales en Venezuela, Nicolás Maduro ha otorgado cinco bonos de dinero en efectivo a portadores del carnet de la patria. Ahora, ofrece un premio: "El que vote el 20 de mayo y tenga carnet va a tener un premio por aportar, por participar en las elecciones presidenciales“, declaró en un mítin en Cabimas.

Afuera de los centros electorales el partido de gobierno instala los llamados puntos rojos donde los portadores del carnet de la patria dan cuenta de haber votado. Henri Falcón ha exigido eliminarlos pero el Consejo Nacional Electoral los permite. Así, las cartas están echadas para el domingo 20 de mayo.

Génova, la caída del puente, mezcla de fallas técnicas y debilidad del Estado

Álvaro Leiva: ‘Salimos de Nicaragua porque no garantiza el derecho a la vida’

El barco Aquarius vuelve a zarpar para rescatar a los migrantes del mediterráneo

Estigmatización contra pacientes podría aumentar casos de VIH en América Latina