rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Donald Trump Irán Estados Unidos Nuclear

Publicado el • Modificado el

EE UU rompe acuerdo con Irán por elementos que no son del ámbito nuclear

media
Desfile del ejército iraní ante el presidente Hassan Rohani el 18 de abril de 2018. REUTERS/Tasnim

El retiro de Estados Unidos del acuerdo nuclear iraní y el restablecimiento inmediato de sanciones económicas contra Teherán fortalece al campo conservador en Irán y reitera la tendencia de la administración Trump a romper con el multilateralismo, dicen especialistas a RFI.


En un dramático pronunciamiento desde la Casa Blanca, Trump afirmó este martes que la comunidad internacional no puede “prevenir una bomba nuclear iraní bajo la estructura podrida de este acuerdo”, y por ello decidió retirarse del entendimiento.

Este acuerdo, conocido por sus siglas en inglés JCPOA, fue firmado en 2015 por Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Alemania, Rusia y China con Irán, y se refiere a mecanismos de enriquecimiento de uranio para impedir que Teherán desarrolle un arma nuclear.

La decisión de Trump fue adoptada a pesar de los reiterados llamados a no retirarse del acuerdo que le habían sido formulados por aliados firmes como Francia, Alemania o el Reino Unido, que son firmantes de ese entendimiento. Pero Trump fue visiblemente más sensible a los argumentos de los rivales de Teherán como Israel.

“Estados Unidos e Israel quieren ligar este acuerdo y su implementación con elementos que están más allá de ese acuerdo. Básicamente, la política exterior de Irán en los países que mencionó el primer ministro israelí, es decir, Yemen, Siria y Líbano. Pero una negociación internacional que incluyera esos elementos se complicaría muchísimo. Este acuerdo es solamente para evitar la producción de armas nucleares”, dijo a RFI Roberto Domínguez, profesor de relaciones internacionales de la Universidad Suffolk en Boston.

En la misma jornada, todos los otros firmantes del acuerdo reafirmaron su intención de mantenerse fieles al entendimiento, pero la retirada estadounidense abre un interrogante real sobre su supervivencia como herramienta diplomática.

“La decisión de Trump ratifica la tendencia de la política exterior actual de Estados Unidos, la cual incluye el retiro del acuerdo Transpacífico, el retiro del Acuerdo de París sobre el Clima y una política muy beligerante hacia Corea del Norte”, agrega Domínguez, que nota sin embargo aspectos particulares en este caso.

“Hay numerosas variables en juego relacionadas no solo con el aspecto nuclear sino también de identidad. Estamos ante dos visiones diametralmente opuestas del mundo, entre los chiitas y los sunitas, lo que no se resolverá de la noche a la mañana”, precisa.

Fortalecimiento de los conservadores

El presidente de Irán, Hasan Rohani, afirmó en un mensaje transmitido por TV que su país estaba dispuesto a negociar con Europa, Rusia y China formas de garantizar los intereses iraníes.

La posición de Rohani y los reformadores no saldrá bien librada de la decisión de Trump, según Vincent Eiffling, especialista en Irán de la Universidad Católica de Lovaina.

“La decisión de Trump fortalece a los rivales de Rohani, porque para ellos Irán solo puede existir en la confrontación con Occidente. Al mismo tiempo fragiliza a Rohani porque el presidente reformador iraní había prometido un acuerdo con Estados Unidos que produciría bonanza y dividendos económicos al mismo tiempo pondría fin a la confrontación sistemática contra Occidente”, estima Eiffling.