rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

OEA Venezuela Estados Unidos Elecciones

Publicado el • Modificado el

Washington aumenta la presión contra Caracas para suspender elecciones

media
el Vice Presidente estadounidense Mike Pence ante la OEA pide sanciones contra Caracas. 07/05/2018 reuters

Ante una audiencia favorable, y recibido con aplausos el vice presidente estadounidense  Mike Pence pidió la suspensión de Venezuela de la Organización de Estados Americanos (OEA) y reiteró su llamado para que se cancelen las elecciones previstas el próximo 20 de Mayo en ese País.


“Venezuela tiene que salir de la OEA y suspender las elecciones”. Mike Pence.

En un discurso en una sesión protocolar especial del Consejo permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA), el vice presidente estadounidense, Mike Pence recordó las palabras del presidente Donald Trump: “una Venezuela estable y pacífica es lo mejor para todo nuestro hemisferio”. Agregó “Pero (lo) más importante (es que) debemos hacerlo porque es lo correcto".Y para él, para que el país permanezca "estable" una de las soluciones  es evitar que se lleven a cabo las elecciones previstas el próximo 20 de Mayo boicoteadas por una parte importante de la oposición y afectada por severos cuestionamientos de la comunidad internacional. Para el representante de Washington, esos comicios son “un fraude” y pidió a Nicolás Maduro que suspenda “esa estafa y que organice elecciones reales", en su discurso ante la OEA, en Washington.A su vez, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, también pidió ante el Consejo permanete, que los países del grupo apliquen sanciones contra el gobierno venezolano. "Pedimos sanciones para acabar con una dictadura. Sin indulgencias, sin dobleces, sin dudas (…) para rescatar el pueblo venezolano".

“La sesión de la OEA es una olla podrida (...) estamos contando los días para irnos”. Samuel Moncada.

En la sesión de la OEA, la representación de Venezuela se ausentó durante el discurso del vicepresidente estadounidense. La delegación venezolana había solicitado que se instalara un micrófono en su mesa para poder pedir réplica a las declaraciones de Mike Pence, pero el pedido fue denegado. Por lo cual el viceministro venezolano de Relaciones Exteriores para América del Norte, Samuel Moncada, declaró que la sesión fue "una olla podrida que realmente ha montado una vergüenza internacional". Samuel Moncada recordó que Venezuela ya inició el proceso de salida de la OEA, y agregó que estaban “contando los días para irse".

De acuerdo con el comité jurídico de la OEA, Venezuela será miembro pleno de la organización hasta el último día, en abril de 2019, y por lo tanto mantendrá hasta entonces sus obligaciones y será pasible de eventuales sanciones.Venezuela había anunciado en abril de 2017 su retirada de la OEA, el único foro que reúne a los 35 países del continente, y acusa al organismo de interferencia en sus asuntos internos. El proceso de salida tomará dos años. Por su parte, durante un acto oficial en Venezuela y frente a la multitud, el presidente Nicolás Maduro rechazó suspender los comicios organizados. El mandatario respondió que "Venezuela, llueve, truene o relampaguee, irá a elecciones presidenciales el próximo domingo 20 de mayo”.

Más presión estadounidense contra Caracas

Además de la sesión de la OEA rehacía a las elecciones internas, este lunes se han multiplicado los ataques contra Caracas: el Departamento del Tesoro estadounidense anunció sanciones contra un exfuncionario de Venezuela y otros dos ciudadanos venezolanos considerados cómplices, por sospechas de lazos con el narcotráfico y lavado de dinero. Se trata del exfuncionario Pedro Luis Martín Olivares, exjefe de Inteligencia Financiera DISIP de Venezuela, actual Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN). Sus dos socios involucrados son Walter Alexander Del Nogal Márquez y Mario Antonio Rodríguez Espinoza. También fueron sancionadas 20 empresas -16 de ellas instaladas en Venezuela y el resto en Panamá- por la misma razón. De acuerdo con el Tesoro, esas empresas son utilizadas "para blanquear ganancias ilícitas tanto del tráfico de narcóticos como de la extorsión", y operan en diversos rubros.