rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Revistas de prensa Cuba

Publicado el • Modificado el

La reseña de la prensa francesa del 19 de abril de 2018

media
El presidente cubano Raul Castro (izquierda) y su sucesor, Miguel Díaz-Canel en la Asamblea Nacional, 18 de abril de 2018, La Habana. . Irene Perez/Courtesy of Cubadebate/Handout via Reuters.

Cuba de nuevo en los diarios franceses pero “Cuba sin Castro”, titula La Croix. “Miguel Díaz-Canel, fiel del régimen, designado para suceder a Raúl Castro”, escribe Le Figaro. “Castro parte, un fiel se queda”, anota por su parte Libération, y precisa: “Díaz-Canel suscita pocas esperanzas de cambio en la población”.

De hecho, ése es el sentimiento que predomina en la prensa francesa. “Proseguirá la liberalización económica pero sin cambios políticos”, subraya La Croix.

Sobre Díaz-Canel, Le Figaro cita a una periodista del Miami Herald. “Para haber llegado a donde él ha llegado sin dejarse defenestrar, la primera condición era no desviarse del camino, y Díaz-Canel supo hacerlo muy bien”, dice Nora Gómez Torres.

La periodista agrega que "en la medida en que es el primer jefe de Estado cubano nacido después de la Revolución, Díaz-Canel corre el riesgo de sufrir un déficit de legitimidad".

Además, por encima de él, hay varios poderes. Ted Henken, profesor del Baruch College de New York, citado por Libération, recuerda en efecto que está “el Partido Comunista de Cuba, la institución más poderosa, los servicios de seguridad, la denominada Seguridad de Estado, y el ejército”.

Por eso este profesor no piensa que “Díaz-Canel pueda imponer un cambio radical de sistema”.

La otra actualidad que ocupa a los diarios franceses hoy son las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Corea del Norte, que parecen haber tomado el camino de la reconciliación.

“Espectacular restablecimiento de relaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte”, titula en primera plana Le Monde. “La cumbre Trump-Kim está sobre rieles”, escribe por su parte Le Figaro. “Trump y Kim Jong-un están en el camino de la paz”, sostiene La Croix.

Las razones de tanto entusiasmo es la información sobre una reunión secreta que sostuvieron el director de la CIA Mike Pompeo y el líder norcoreano Kim Jong-un para preparar la cumbre Trump-Kim de junio próximo.

Ahora bien, “la mayoría de los expertos dudan de la voluntad real del régimen norcoreano de abandonar su programa nuclear, el cual constituye su seguro de vida, y temen una maniobra dilatoria táctica para prevenir un ataque preventivo norteamericano", apunta Le Figaro.

Detengámonos en un artículo sobre las fortunas de las esposas de funcionarios rusos publicado por Le Figaro. En ese país, los ingresos de los hombres no aumentan tanto como el de las mujeres, cuando se trata del Estado.

El diputado ruso Rakhim Azimov, miembro del Comité anticorrupción en la Duma, ganó el año pasado escasamente 60.000 euros. En cambio los ingresos de su esposa, Elena Azimova, se elevan a unos 900.000 euros. La esposa del portavoz de Putin, Dmitri Peskov, Tatiana Navka, ganó el año pasado quince veces más de dinero que su marido, cerca de 2 millones 600 mil euros.

La edición 2017 de los ingresos de los dirigentes rusos acaba de ser publicada gracias a un decreto sobre la transparencia creado en 2009 por el entonces presidente Dmitri Medvedev, abanderado en el pasado de la lucha anti-corrupción.

“Si uno trabaja para el Estado ruso, puede multiplicar sus ingresos por cien”, comenta el editorialista de Novaïa Gazeta, Alexeï Poloukhine, citado por el diario francés.

Quién sabe por cuánto multiplicó sus ingresos la periodista Virginia Vallejo cuando fue la amante de Pablo Escobar pero hoy, en todo caso, su libro “Amando a Pablo, odiando a Escobar” inspira la película Escobar, del director Fernando León de Aranoa.

Esa cinta es “una buena droga para el séptimo arte”, escribe Le Figaro. Las escenas de acción son "magníficas", entre otras, "el atentado contra Vallejo en una joyería o el aterrizaje de un avión cargado de droga en plena autopista", comenta el diario.

En cambio el crítico de cine de Le Figaro no apreció tanto “la reconstrucción del ambiente mafioso y los diálogos, las reuniones entre miembros del Cartel de Medellín y las explosiones de cólera”.

Sobre el actor Javier Bradem en el rol de Escobar, escribe: “El actor, que también es productor, está fascinado por el criminal y narco colombiano. Bardem cambió por completo físicamente: rizos, doble mentón, barriga y bigote”.

El actor español da “al monstruo Escobar un rostro humano sin caer en los excesos lacrimógenos del padre consentidor, aquello de que ‘Pablito, entre dos asesinatos violentos, era un buen padre... '", agrega el diario.