rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Noticias de América
rss itunes

El matrimonio infantil no baja en América latina

Por Lucile Gimberg

En América latina, un 25% de las mujeres de entre 20 y 24 años se casaron o se unieron antes de los 18 años, es una de cada cuatro mujeres. Es más, América Latina y el Caribe es la única región del mundo en la que los matrimonios infantiles y las uniones tempranas no han disminuido en los últimos 10 años, alerta UNICEF.

Para escuchar el programa, haga clic en la foto.

En Europa, cuando uno escucha hablar de matrimonio infantil, piensa enseguida en las niñas de familias de origen africano que, al volver por el verano a las tierras de sus padres, se ven forzadas a casarse. Pero el fenómeno de los matrimonios e uniones informales de menores también se da en América latina.

"Un 25% de las mujeres de entre 20 y 24 años se casaron o se unieron antes de los 18 años, es una de cada cuatro", indica Shelly Abdool, asesora regional de género de UNICEF América latina y el Caribe. Es más, la región es la única del mundo donde esta realidad no ha disminuido en los últimos diez años.

En particular en zonas rurales, comunidades indígenas y areas de ingresos medios y bajos, familias deciden casar a las niñas, a veces sin su consentimiento. El embarazo adolescente, altísimo en América latina, es un factor determinante, pero no el único. La pobreza, la violencia sexual o de género o la falta de acceso a estudios secundarios también empujan a los padres a casar a sus hijas con hombres a menudo mucho mayores. En esta decisión, influyen también patrones de género muy arraigados.

Abandono escolar y riesgo de violencia sexual

Cualquiera sea la razón, el impacto es devastador para estas niñas obligadas a volverse adultas antes de cumplir los 18. "Una niña que se casa antes de los 18 años, es muy probable que tenga un hijo antes de los 18 años, con consecuencias para su salud física, mental y para su inclusión social", señala Shelly Abdool, de la agencia regional de la ONU para la infancia.

"Las niñas que se casan o son madres antes de los 18 años, normalmente no terminan sus estudios secundarios, lo que tiene un impacto negativo en su autonomía, su empoderamiento y su participación en la vida social, económica y política", agrega Abdool. Casarse a temprana edad también aumenta el riesgo de ser víctima de violencia sexual, alerta la ONU.

Acabar con las excecpiones legales

17 de los 20 países latinoamericanos tienen leyes y normas que prohiben el matrimonio infantil. Pero en muchos también se aceptan excepciones (con la autorización de los padres, de un representante legal o de la autoridad judicial por ejemplo) y proliferan las uniones informales. Por eso Naciones Unidas pide la eliminación de estas excepciones.

Si los gobiernos no aceleran sus esfuerzos, al menos 20 millones de niñas latinoamericanas se habrán casado para el año 2030. Millones de menores a las que hay que ofrecer otras perspectivas, urge la ONU.

Entrevistada:

- Shelly Abdool, asesora regional de género de UNICEF América latina y el Caribe

Bolivia: Evo Morales busca obtener una ley contra las mentiras periodísticas

Honduras: inicio del juicio por el asesinato de la ambientalista Berta Cáceres

‘¡Aquí falta alguien!’: el CICR pide a Colombia priorizar búsqueda de desaparecidos

Sospechas en Brasil de que Venezuela esté llevando su propia Operación Mariel