rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Venezuela Francia Emmanuel Macron Nicolás Maduro

Publicado el • Modificado el

‘Es lamentable que Macron haya tomado partido por un sector de la oposición’

media
El ministro de Cultura de Venezuela, Ernesto Villegas. Foto: Alejo Schapire/RFI.

El ministro de Cultura de Venezuela, Ernesto Villegas, justificó las duras expresiones efectuadas por el presidente Nicolás Maduro contra su par francés Emmanuel Macron, quien dio su apoyo a dirigentes de la oposición y descalificó las elecciones presidenciales convocadas para mayo. El funcionario aseguró además que las sanciones personalizadas contra el gobierno venezolano afectaban sobre todo al resto de la población.


Por Alejo Schapire y Marie Normand

El ministro de Cultura de Venezuela, Ernesto Villegas, presente en París para participar en una serie de actividades de la UNESCO, recibió este viernes a RFI en la embajada del país sudamericano. Villegas integra la lista de 55 altos cargos venezolanos sancionados por Panamá, considerados personas de "alto riesgo" en materia de blanqueo de capitales, financiamiento del terrorismo y proliferación de armas de destrucción masiva. La entrevista tuvo lugar horas después de que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, tildara a su homólogo francés, Emmanuel Macron, de "pelele" y "sicario", en una nueva arremetida contra el mandatario europeo quien descalificó las elecciones presidenciales del 20 de mayo.

Lea también: La oposición venezolana pide a Macron sanciones personalizadas contra Maduro

RFI: Su visita coincide con la de una delegación de la oposición que se reunió el martes con el presidente Emmanuel Macron. París se mostró receptivo al pedido de aumentar la presión sobre el gobierno de Nicolás Maduro, quien a su vez acusó a Francia y a España, pero en particular al presidente francés, de ser “racista” y de ser un “sicario”. ¿Cómo se ha llegado a este nivel de confrontación?

- Es lamentable que el gobierno francés haya tomado partido por un sector de la oposición venezolana. Ésta es muy heterogénea, tenemos un factor político muy importante: la participación en las elecciones del 20 de mayo, con la concurrencia de un candidato presidencial [opositor], el exgobernador Henri Falcón. Ellos están apostando a la vía democrática, que es lo correcto en cualquier tiempo, pero particularmente en éste en el que lamentablemente suenan los tambores de guerra en el mundo. Esta facción extremista de la oposición que ha sido recibida por el presidente Macron se ve alentada en su política extra-constitucional y antidemocrática, belicista al recibir la bendición de parte del gobierno francés .

-¿Esto justifica los duros términos empleados por el presidente Maduro para con su par francés?

- Dura es la situación por la que lamentablemente han venido pasando los venezolanos y venezolanas por la aplicación de sanciones. Duro es el costo que ha tenido que pagar el pueblo venezolano por no someterse a los dictados de las potencias imperiales que pretenden doblegarla. Dura es la realidad, las palabras son secundarias frente a la realidad, que es muy dura. Por eso ese error que ha cometido el presidente Macron al alentar la política extremista de esa facción opositora es muy lamentable.

¿Qué implica para usted concretamente figurar en la lista de sancionados por EEUU y Panamá como parte del gobierno de Nicolás Maduro?

Lo que a mí en lo personal pueda significar una sanción es secundario. Las sanciones tienen sin embargo un código no escrito que aplican indistintamente al país, a los ciudadanos, no a los individuos a las que van dirigidas. Por eso se han traducido estas sanciones en dificultades concretas para que Venezuela pueda por ejemplo realizar pagos internacionales para los cuales tiene el dinero depositado. Sin embargo la realización de una transacción de la nación venezolana –no me refiero a los individuos-, del Estado venezolano, se convierte en una verdadera odisea. Más recientemente ha habido medidas contra una iniciativa que ha tenido el gobierno venezolano de crear una criptomoneda llamada el Petro. Ya el presidente Trump, sin que el Petro haya comenzado a circular, lo ha declarado ilegal. Son medidas de clara persecución financiera contra el país que causan un grave daño.

En el caso del coletazo panameño de las sanciones estadounidenses a mí me produce risa incluso el título de las sanciones, porque hablan de cosas tan extremas como blanqueo de capitales y promoción de armas de destrucción masiva. A mí me causa en lo personal hasta gracia. Porque digo yo, ¿dónde están las armas de destrucción masiva que yo promuevo? Pero no es cuestión de reírse. Realmente el pueblo venezolano está pagando esas consecuencias. Hay una especie de operación mediática para hacer parecer estas sanciones como dirigidas exclusivamente contra unos personajes, de modo que sirva para el ejercicio de la política interna, pero se trata de ocultar el efecto general que estas sanciones le causan al pueblo venezolano. Es al fin y al cabo lo que es objeto de protestas. Si se tratara de asuntos individuales, cada individuo se encargaría de ejercer su derecho a la defensa.