rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Enfoque internacional
rss itunes

Brasil: Lula preso "creará un vacío político en la campaña electoral"

Por Yaiza Martín

El Supremo Tribunal Federal de Brasil rechazó por 6 votos en contra el 'habeas corpus' solicitado por la defensa de Lula da Silva para evitar la condena a más de 12 años de cárcel que recae sobre él. RFI entrevistó a Gaspard Estrada, director del Observatorio político de América Latina en el Instituto de Estudios Políticos de París para entender el impacto de esta decisión en la política del país.

RFI: ¿Cuándo podría entrar en prisión Lula da Silva y cuánto tiempo podría estar entre rejas?

Gaspard Estrada: La encarcelación del expresidente se producirá en los próximos días, como mucho en dos semanas. Lula da Silva está condenado a 12 años y un mes de prisión, pero seguirá recurriendo para ganar tiempo mientras se agotan todas las capacidades de apelación, teniendo en cuenta que en Brasil hay cuatro niveles. Ahora bien, no se puede descartar que el exmandatario salga de la cárcel si hay un cambio en la jurisprudencia del Supremo Tribunal Federal sobre la prisión para los condenados en segunda instancia.

RFI: Horas antes del fallo pronunciado por el Supremo Tribunal Federal, el Ejército brasileño se pronunció sobre el futuro de Lula da Silva. En su cuenta de Twitter, el comandante en jefe, Eduardo Villas-Boas, aseguró que el Ejército “comparte el repudio a la impunidad” e insiste en “el respeto a la Constitución”. ¿Está actuando el Ejército como un factor de poder aprovechando el pasado autoritario de Brasil?

Gaspard Estrada: El Ejército debe cumplir una orden constitucional. Precisamente la propia Constitución advierte de que los militares no pueden participar en política y mucho menos presionar al Gobierno. La declaración del comandante del Ejército es un acto muy preocupante y pretende mostrar una señal de fuerza.

Últimamente se ha producido una liberación de la expresión del cuerpo militar en Brasil; prueba de ello, la candidatura a las elecciones presidenciales del exmilitar Jair Bolsonaro, que tiene un 20% de intención de voto.

RFI: Sin embargo, el candidato con más intención de voto para los próximos comicios de octubre de 2018 es Lula da Silva. La justicia electoral impide a condenados en segunda instancia presentarse a elecciones. ¿Esto significa que será apartado de la carrera presidencial brasileña?

Gaspard Estrada: Sí, y esto va a crear un vacío político en una gran parte del electorado brasileño, que pensaba votar al hombre que presidió su país entre 2003 y 2010. Esto supondría una violencia histórica. Para rellenar ese vacío, hay dos posibilidades: la primera sería

que el Partido de los Trabajadores escogiera a otro candidato, que podría ser el exalcalde de Sao Paulo, Fernando Haddad, o el exgobernador del estado de Bahía, Jacques Wagner. Pero ambos precandidatos no superan el 5% de intención de voto.

La otra posibilidad es que el PT apoye a un candidato de otro partido, lo que sería inédito. Esta opción es posible pero poco probable.

RFI: La inminente encarcelación de Lula ha agitado las calles. ¿Podría haber enfrentamientos entre los que quieren volver a ver a Lula como presidente y entre los que quieren verlo entre rejas?

Gaspard Estrada: Esperemos que no, pero lo que está claro es que cada vez hay más violencia política en Brasil. Se trata de una política que no se traduce con debates sino con balas, tal y como se ha visto con el asesinato de Marielle Franco, concejala socialista de Rio de Janeiro, o con las amenazas que sufren a diario otros líderes locales. Esto, añadido a la fuerza que está cobrando el Ejército en la opinión pública, hace que la coyuntura actual de la política y sociedad brasileñas no sea nada favorable para el país.

El golpe militar de EEUU no evita el uso de armas químicas en Siria, según expertos

Mighty Earth: ¿cómo lo que consumen los europeos tiene un impacto nefasto en la región del Gran Chaco?