rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Venezuela

Publicado el • Modificado el

La oposición venezolana pide a Macron sanciones personalizadas contra Maduro

media
Em exalcalde metropolitano de Caracas Antonio Ledezma, el expresidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, y el cofundador de Voluntad Popular, Carlos Vecchio, Alejo Schapire.

Los líderes de la oposición venezolana al exalcalde metropolitano de Caracas Antonio Ledezma, el expresidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, y el cofundador de Voluntad Popular, Carlos Vecchio, explicaron a RFI en París las medidas de presión que solicitan al presidente francés y a sus pares de América Latina frente al gobierno de Nicolás Maduro, a quien acusan de dirigir una dictadura.


RFI: ¿Cuál es el mensaje que la oposición venezolana lleva al gobierno de Emmanuel Macron?

Antonio Ledezma: Primero, agradecer a la Unión Europea sus manifestaciones de preocupación por la crisis humanitaria que vivimos los venezolanos, pero al mismo tiempo pedirle que escalen en la presión contra la narcotiranía que oprime a nuestro pueblo. Por eso venimos a pedir que se profundicen las sanciones personalizadas y que se agreguen otras medidas, como por ejemplo, control de las operaciones que hace el régimen de Venezuela con el oro de nuestra nación, los procesos de legitimación de capitales de dudosa procedencia y las operaciones financieras con una moneda ilegal como es el Petro. Desde Francia también pedir que los gobiernos latinoamericanos sigan el ejemplo que dio Panamá dictando medidas personalizadas [NdlR] El gobierno de Panamá incluyó al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, junto a otro medio centenar de dirigentes chavistas, en una lista de "alto riesgo" por blanqueo de capitales]. Venimos a pedir apoyo del gobierno de Francia para las incidencias que se tramitan en la Corte Penal Internacional, a pedir que se pondere la activación del principio de intervención humanitaria conforme a lo establecido en el capítulo séptimo de la Declaración de Naciones Unidas que habla de la responsabilidad de proteger a los pueblos que son víctimas de acciones sistemáticas de persecución, de represión masiva, como las que ha sufrido y sufre el pueblo de Venezuela. Venimos también a pedirle al gobierno de Francia que ratifique lo que ya ha dicho la Unión Europea, que es desconocer el fraude electoral montado para el próximo 20 de mayo porque esta dictadura no hará elecciones porque no pretende entregar el poder y, por lo tanto, nunca van a facilitar hacer elecciones libres. Venimos también a pedir que se asuma un plan migratorio para atender a los miles de venezolanos que están aquí en condiciones de refugiados.

¿Francia y la Unión Europea están haciendo lo suficiente para que evolucione la situación en Venezuela?

Julio Borges: Hay una enorme preocupación y ha habido posiciones muy fuertes que agradecemos a Francia y a Europa en general. Pero estamos en un momento clave, que es que Maduro ha convocado a unas elecciones fuera de la Constitución, a través de su Asamblea Constituyente, fuera de las garantías electorales y nosotros estamos totalmente convencidos de que es el momento en el cual hay que aplicar toda la presión democrática que se pueda. Lo peor que puede pasar para la democracia en el mundo y especialmente para América Latina es que Maduro vaya a este proceso en el cual está yendo solo, se reelija solo, sin ningún tipo de control y tengamos entonces a Maduro en el poder sin lo que significa la presión para obligar a unas elecciones libres. Y en ese punto es mucho lo que puede hacer la Unión Europea, y particularmente Francia, para presionar con mucha más fuerza a que haya elecciones libres en Venezuela.

La oposición ha escogido como estrategia boicotear estas elecciones con la salvedad de Henri Falcón, que ha decidido presentarse a las presidenciales abriendo una fractura y dándole cierta legitimidad a los comicios. ¿Están ustedes seguros de que el boicot es la mejor opción para la oposición?

Julio Borges: Quisiera que vieras brevemente todo lo que hemos hecho. Nosotros fuimos a unas elecciones parlamentarias y las ganamos con el 75% de los votos: al día siguiente el gobierno cerró el Parlamento. Activamos un referendo revocatorio que está en la Constitución: el gobierno lo prohibió. Fuimos a las calles a manifestar: el gobierno asesinó a más de 100 personas hace un año. Luego fuimos a un proceso de negociación y diálogo, y el gobierno se burló completamente de toda la comunidad internacional y del pueblo venezolano. Fuimos incluso a las elecciones regionales, y fueron fraudulentas. De manera que hemos recorrido todos los caminos. Lo peor que hubiéramos podido hacer nosotros es prestarnos para unas elecciones convocadas fuera de la ley, fuera de la Constitución. Toca en este momento más bien, después de que quien ha dado el golpe, que ha sido Nicolás Maduro y ha convocado a este fraude, ponerle toda la presión para que sepa que el mundo no va a reconocer estas elecciones y que la crisis humanitaria que vive Venezuela, que no es sólo política, sino que lo peor es la crisis humanitaria, que es el país donde no se come, donde no se cura al venezolano, donde no hay futuro, tenga verdaderamente una verdadera posición contundente para que se acabe ese drama que no es sólo dictadura, sino drama humanitario, que es lo peor que vive el país.

Carlos Vecchio: Le agrego a eso que la comunidad internacional tiene que ver el contexto en la cual se está dando. Si yo le digo a los franceses: ¿qué hubiesen pensado ustedes si [el expresidente François] Hollande hubiese dicho que aquí no puede participar el partido La República en Marcha de Emmanuel Macron porque lo vamos a ilegalizar? Que aquí no puede participar el partido Frente Nacional porque está ilegalizado, pero tampoco pueden ser candidatos Macron ni Marine Le Pen. ¿Qué hubiesen dicho los franceses? ¿Que es un proceso legal, constitucional o un fraude? Yo no tengo dudas de que dirían que es un fraude. Eso es lo que está pasando en Venezuela. Los partidos nuestros, el mío [Voluntad Popular], fueron ilegalizados en Venezuela, y Primero Justicia donde está Julio Borges también. Los principales candidatos opositores están presos, en el exilio o inhabilitados. Entonces no se está dando un contexto democrático. Y frente a ese fraude Maduro está perdiendo la poquita, si es que la tenía porque nosotros la cuestionamos, legitimidad que es de origen.

RFI: La crisis venezolana va a ser uno de los temas principales que será tratado en la 8º Cumbre de las Américas, que se celebrará en Lima el 13 y 14 de abril. ¿Qué espera la oposición venezolana de esta cita?

Antonio Ledezma: Que profundicen la solidaridad con Venezuela, pasar de la diplomacia retórica, de los comunicados de solidaridad compasiva, a acciones concretas como la que hizo el gobierno de Panamá. De hecho hemos hablado con algunos presidentes latinoamericanos y aspiramos a que América Latina se sume a las sanciones personalizadas que ya han dictado Suiza, Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea o recientemente Panamá (…) Queremos que [los países americanos] asuman un plan migratorio para apoyar a los refugiados, como lo han hecho los gobiernos de Perú, de Chile y Argentina, por ejemplo.

Carlos Vecchio: Creo que hay que poner en contexto la presión internacional. Yo creo que para que tenga mayor efectividad cuando se dice “bueno, aquí se han hecho sanciones pero no funcionan”, tenemos que ver la dimensión de eso. ¿Quién ha hecho principalmente las sanciones? Estados Unidos y Canadá llevan 56 funcionarios; Latinoamérica no lo ha hecho. Entonces, ¿qué hacen esos funcionarios sancionados? Vuelven a Latinoamérica o a Europa. La única forma para que sea efectiva es con una cooperación y coordinación internacional. Europa sólo ha sancionado a siete, creo que deben sumarse a muchas más personas, pero también debe involucrar actividades financieras de grupos que están vinculados al gobierno. Las sanciones contra Irán funcionaron porque se reunieron, a nuestro modo de ver, dos elementos. Primero, sanciones a personas directamente vinculadas con el régimen, que lo sostenían y aprovechaban sus privilegios y utilizaban el dinero. Y la otra, es porque se dio una cooperación internacional donde se involucró a toda la comunidad internacional, que incluyó a China y Rusia. Fue allí cuando se dio la efectividad de las sanciones. Por eso es clave que esté la Unión Europea.

RFI: ¿Cómo explican ustedes que pese a las sanciones, pese a la presión internacional, pese a la crisis humanitaria Nicolás Maduro permanezca en el poder?

Antonio Ledezma: Porque tienen secuestrado al país, han politizado a las Fuerzas Armadas, han permitido la invasión de efectivos cubanos (más de 30.000 efectivos castristas), que han invadido nuestro territorio soslayando nuestra soberanía, porque han desvirtuado el concepto de la legitimidad de la violencia, convirtiendo a las Fuerzas Armadas en guardia pretoriana del régimen; tienen grupos parapoliciales armados, protegidos con un manto de impunidad porque han despojado de contenido los poderes públicos: allá no hay separación de poderes, no hay Estado de derecho, por lo tanto no hay instituciones autónomas ni al servicio de la ciudadanía, sino parapetos que funcionan como comisarías políticas de la dictadura. Allí hay jueces que condenan a inocentes y absuelven a culpables, un régimen que hace uso de los dineros públicos sin rendirle cuentas a nadie, que no respeta la Constitución que ellos mismos se dieron, por lo tanto la comunidad internacional tiene que terminar de comprender que mientras haya esta dictadura en Venezuela no habrá elecciones. Es como Cuba o peor que Cuba. En Cuba hacen pantomimas de elecciones, pero en la realidad son maromas electoralistas para permanecer en el poder.