rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Noticias de América
rss itunes

Ecuador: secuestro de periodistas convulsa frontera con Colombia

Por Yaiza Martín

La frontera colombo-ecuatoriana, uno de los principales puntos del Pacífico utilizado para transportar droga a Estados Unidos a través de Centroamérica, se ha convertido en un escenario de lucha territorial para el narcotráfico, tras la disolución de las FARC como grupo armado. Hoy, varios grupos criminales se disputan la zona utilizando la violencia. 

Tras el ataque del pasado 20 de marzo en Mataje, provincia de Esmeraldas, en el que murieron 3 soldados, esta zona volvió a ser escenario de la violencia. Esta vez, en forma de secuestro y las víctimas fueron dos periodistas y un conductor del diario ecuatoriano El Comercio.

El suceso eleva aún más la tensión en esta áera fronteriza con Colombia, controlada por las FARC hasta el momento de su desolución como grupo armado. Desde el desarme de la guerrilla, se ha producido una lucha territorial para el narcotráfico, dando lugar a un proceso de anarquía criminal. 

Ariel Ávila, analista político de la ONG 'Fundación Paz y Reconciliación', explica que hoy hay doce grupos criminales disputándose esa zona. Hay un frente llamado "Oliver Sinisterra", que probablemente fue el que hizo este secuestro, también hay un grupo que se llama "Guerrillas Unidas del Pacífico", está el "Clan del Golfo" y la guerrilla del ELN".

¿Por qué esta zona se ha convertido en un punto tan atractivo para los grupos armados? "Porque la zona es muy rica en economías de guerra: 23 000 hectáreas de cultivos de hoja de coca, laboratorios de clorhidrato de cocaína, salida de droga por el Pacífico hasta Centroamérica y México. Es una de las mayores rutas de salida de drogas en latinoamérica", afirma Ávila.

Ante la complejidad de la zona, el Gobierno ecuatoriano ha elaborado una estrategia de combate en contra lo que denominan 'crimen transnacional organizado'. El Ministro de Interior ecuatoriano, César Navas, indicó en rueda de prensa: "A partir del último trismestre de 2017, se ha reforzado nuestra presencia en la frontera norte y hemos debilitado estructuras criminales".

Pese a los esfuerzos del Gobierno de Ecuador, la provincia de Esmeraldas ha sido escenario de varios ataques en los últimos días: hace una semana 3 militares ecuatorianos murieron en la explosión de un artefacto, pero no ha sido el único. "En total son siete ataques. El más grave fue hace un mes en San Lorenzo", recuerda Ariel Ávila. "Las FARC dominaron mucho tiempo esa zona, pero nunca secuestraron periodistas."

Todo apunta a que el grupo que secuestró a los trabajadores del Comercio podría ser un grupo de desertores de las FARC dirigido por el exguerrillero alias "Guacho", aunque también estarían acompañados por otras personas que no serían disidentes sino simplemente criminales involucrados en el narcotráfico.

Esto demuestra una vez más el fenómeno de reacomodamiento de organizaciones criminales en la zona.

Entrevistado: Ariel Ávila, analista político de la ONG 'Fundación Paz y Reconciliación'

Bolivia: Evo Morales busca obtener una ley contra las mentiras periodísticas

Honduras: inicio del juicio por el asesinato de la ambientalista Berta Cáceres

‘¡Aquí falta alguien!’: el CICR pide a Colombia priorizar búsqueda de desaparecidos