rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Haití Fuerzas armadas Jovenel Moïse

Publicado el • Modificado el

Dudas sobre estado mayor de reconstituidas Fuerzas Armadas Haitianas

media
El presidente haitiano Jovenel Moïse. REUTERS/Jeanty Junior Augustin

El presidente de Haití, Jovenel Moïse, instaló al estado mayor del ejército, símbolo de unas fuerzas armadas reconstituidas 23 años después de haber sido disueltas por su responsabilidad en golpes de Estado.


Desmovilizadas en 1995 por su participación en numerosas violaciones a los derechos humanos y golpes de Estado, las Fuerzas Armadas de Haití (FADH) fueron restablecidas en 2015 por decisión del presidente de entonces Michel Martelly.

Los 150 soldados actuales del país fueron formados en Ecuador.

A su llegada al poder, hace un año, Jovenel Moïse hizo de la puesta a punto de las Fuerzas Armadas una prioridad de su gestión tras la partida, en octubre de 2017, de los cascos azules de la ONU.

Sin embargo, la composición del estado mayor ha suscitado críticas de parte de los defensores de los derechos humanos, pues sus seis integrantes pertenecían a las antiguas fuerzas armadas y uno de los coroneles está directamente implicado en una matanza de civiles cometida en 1994, durante la dictadura militar derivada del golpe de Estado de tres años antes.

El gobierno destacó la utilidad de las fuerzas armadas. "Además de la disuasión, que es la misión natural de todo ejército, las fuerzas armadas de Haití son hoy una poderosa herramienta en la gestión de los peligros y desastres en un país permanentemente expuesto a las catástrofes naturales", comentó el ministro de Defensa, Hervé Denis.

El reclutamiento de soldados suplementarios fue lanzado en el verano boreal de 2017, pero, tras la inscripción de centenares de jóvenes de entre 18 y 25 años, el proceso está en punto muerto. Los efectivos militares deberían llegar a ser entre 3.000 y 5.000 a largo plazo.

El financiamiento del ejército ha suscitado interrogantes en el país y en el extranjero, partiendo de la base que el Ministerio de Defensa tiene un presupuesto de poco más de 8 millones de dólares.

El estado mayor funcionará en lo que fuera su antigua sede, frente al palacio presidencial, en el centro de Puerto Príncipe, en un edificio que estaba ocupado por el Ministerio de Cultura y que por el momento carece de techo.