rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Chile Michelle Bachelet Sebastián Piñera

Publicado el • Modificado el

¿Qué legado le deja Michelle Bachelet a Chile?

media
La presidenta chilena Michele Bachelet saluda tras un discurso en el Congreso, el 21 de mayo de 2015. Reuters

El vertiginoso segundo mandato de Michelle Bachelet llegará a su fin el domingo con la entrega, por segunda vez, de la banda presidencial a Sebastián Piñera, un magnate conservador que recibirá la economía en pleno crecimiento.


Bachelet legará a su sucesor una batería de reformas -algunas inconclusas o en pleno trámite de aprobación- con las que intentó borrar los cimientos instalados por la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y dotar a Chile de una mayor red de protección social.

"Siento que me voy por la puerta ancha y grande, porque más allá de que hay cosas que hubiéramos querido hacer más rápido o mejor, me siento orgullosa de lo que hemos hecho", lanzó la socialista el martes en una de sus últimas entrevistas en televisión.

Primera mujer en asumir la presidencia de Chile, en 2006, deja su segundo gobierno con una popularidad en torno al 30%, muy lejos del aquel 80% con el que se fue en su primera administración, en medio de opiniones divididas sobre el alcance de sus reformas.

Nuestra periodista Aida Palau entrevistó a Marco Moreno, decado de la facultad de ciencias políticas de la Universidad Central de Chile

RFI: ¿Cómo podríamos calificar el balance de Bachelet?

MM: En lo que concierne las reformas que ella había comprometido para producir cambio en la estructura de desigualdad en el país, hubo un avance importante con la reforma tributaria, con el tema de la educación superior, con la reforma al sistema de educación pública.

También, en el plano de las libertades individuales ha habido avances en temas de aborto y de identidad de género. Uno podría decir que, en el balance final, ella logró correr la línea divisoria en la construcción por el Estado de derechos sociales. 

Pero, evidentemente, la contra cara es que esto fue opacado con una debil gestión de gobierno, que no hizo lucir esas reformas progresistas. Su implementación siempre estuvo marcada por la dificultad del gobierno en enfrentar esos desafíos.

RFI: Esto ha sido empañado igualmente por el tema de la corrupción...

MM: Por supuesto. La operación "legado de gobierno" que la propia presidenta Bachelet a intentado instalar en los últimos meses se ha visto opacado por unas complicaciones en relación con la policía y con actos irregulares de financiamiento de la política. 

RFI: ¿Cree Ud. que Piñera pondrá en cuestión los avances en términos de equidad social?

MM: Va ser difícil volver atrás. Están respaldados por la ley. El presidente Piñera ha dicho que le va a tocar implementar varias de esas decisiones de política pública, que su gobierno no comparte. La sociedad cree de manera plena que son positivos.  

No obstante, las urnas no lo habían expresado de esa manera en diciembre pasado cuando se votó en mayoría por el candidato Piñera.  

Pero por ejemplo, en temas de gratuidad de la educación y de despenalización del aborto, ya se dio el paso y no es posible volver atrás. Es importante señalar que Piñera no cuenta con mayoría en el Congreso para hacerlo.