rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Donald Trump Armas Estados Unidos

Publicado el • Modificado el

Ley que arma a maestros en Florida, a un paso de entrar en vigor

media
El gobernador republicano de La Floridad Rick Scott, 20 de febrero de 2018. REUTERS/Colin Hackley

Legisladores de Florida aprobaron una ley que restringe el acceso a las armas y contempla armar a personal escolar y maestros. Tras conseguir una estrecha victoria en el Senado de ese estado, su entrada en vigor queda ahora en manos del gobernador republicano Rick Scott.


En medio de la consternación desatada por la masacre de 17 personas en una escuela en la ciudad de Parkland el mes pasado, fue aprobada en la Cámara de Representantes de La Florida la “ley de seguridad pública Marjory Stoneman Douglas”, nombre de la secundaria atacada el 14 de febrero, por 67 votos a favor y 50 en contra.

Para entrar en vigor, sin embargo, la ley aún debe ser firmada por el gobernador republicano Rick Scott. Personalmente, Scott ha rechazado la medida de armar a los maestros para defender a los estudiantes, pero no ha dicho si vetará o no la ley.

La ley 7026 eleva de 18 a 21 la edad mínima para comprar armas, prohíbe los “bump stocks” (unos dispositivos que permiten a los fusiles semiautomáticos disparar ráfagas) y busca intensificar la detección de problemas psicológicos que puedan derivar en un tiroteo masivo.

También incluye un polémico "programa de guardianes" voluntarios destinado a "prevenir o abatir incidentes de atacantes activos en instituciones educativas".

Para ser “guardián” voluntario, la persona debe recibir entrenamiento en el manejo de armas y realizar ciertos estudios psicológicos.

En este programa no pueden participar los maestros que trabajan solamente en los salones de clase pero están excluidos de esta prohibición aquellos que sean simultáneamente maestros y militares. O que sean maestros y tengan experiencia como agentes de la ley.

Los representantes afro-estadounidenses advirtieron que tener personal negro armado en las escuelas puede prestarse a reacciones racistas de las fuerzas del orden. Los policías podrían, por ejemplo, confundir a un guardián de esa comunidad con el atacante.

Varios legisladores demócratas denunciaron el programa de guardianes como la “píldora venenosa” de poner más armas en las escuelas.

Uno de ellos, Joseph Geller, explicó así su voto a favor: “Como Sócrates, me tomaré la píldora”. Por el momento no se sabe si Scott hará lo mismo.

El debate sobre el control de armas fue promovido por los estudiantes de Parkland, al norte de Florida, que lanzaron un día después del ataque el movimiento #NeverAgain para exigir a los políticos que enfrenten el problema de los tiroteos masivos.