rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Costa Rica Elecciones matrimonio homosexual

Publicado el • Modificado el

Elecciones en Costa Rica: incertidumbre y temas de sociedad

media
Personas haciendo fila en el Tribunal Supremo de Elecciones el 3 de febrero para obtener un documento de identificación y poder votar en las elecciones del domingo 4 de febrero, San José, Costa Rica. REUTERS/Juan Carlos Ulate

Los costarricenses acuden este domingo a las urnas para elegir el presidente que los gobernará los próximos cuatro años, en unos comicios marcados por la incertidumbre y por debates de sociedad como el matrimonio homosexual y la llamada ideología del género.


Encuestas de opinión muestran niveles de indefinición nunca antes vistos en la recta final de una elección en Costa Rica, en la que el candidato con más apoyo no pasa del 17% de intenciones de voto, mientras que 36,5 % de los votantes se declara indeciso.

Las urnas abren a las 12H00 GMT para recibir a los 3,3 millones de votantes habilitados, y se mantendrán abiertas durante 12 horas.

Una encuesta del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) divulgada el 31 de enero señaló que 36,5% de los electores no saben por cuál de los 13 candidatos votar, más del doble del 17% de apoyo para el líder de la consulta, Fabricio Alvarado, un diputado y predicador evangélico de 43 años postulado a la presidencia por el partido Restauración Nacional.

Antonio Alvarez Desanti, del Partido Liberación Nacional (PLN) y Carlos Alvarado (corbata roja), del Partido Acción Ciudadana (PAC). REUTERS/Juan Carlos Ulate

Le siguen el exdiputado y abogado Antonio Alvarez, de 59 años, del tradicional Partido Liberación Nacional (PLN) con 12,4% y el exministro y periodista Carlos Alvarado, 38 años, del gobernante Partido Acción Ciudadana (PAC) con 10,6%.

Si ninguno alcanza al menos 40% de los votos, habrá una segunda ronda electoral el 1 de abril.

Ascenso sorpresivo de Fabricio Alvarado tras su postura contra el matrimonio homosexual

El predicador evangélico Fabricio Alvarado se disparó en las encuestas después de aparecer con 3% en diciembre por su postura contraria al matrimonio homosexual, tras una opinión emitida el 9 de enero por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a favor de ese tipo de uniones.

El predicador evangélico Fabricio Alvarado, candidato por el Partido Restauración Nacional (PRN), el pasado 23 de enero 2018. REUTERS/Juan Carlos Ulate

Según la encuestadora CIEP, la opinión de la corte "provocó un shock religioso en el país, lo cual repercutió en la intención de voto del electorado costarricense".

El politólogo Felipe Alpízar, director del CIEP, explicó a la AFP que el apoyo al diputado evangélico se explica por la tendencia conservadora de la sociedad costarricense, que en proporción de dos a uno se posiciona contra temas como el matrimonio homosexual, el uso recreativo de la marihuana y el estado laico.

"Puede ser una cosa coyuntural, no necesariamente se va a mantener en el tiempo, pero (esa tendencia) explica buena parte del crecimiento de (Fabricio) Alvarado", comentó Alpízar.

Corrupción e inseguridad, temas precedentes en la campaña

Antes de la opinión de la CIDH, la elección estuvo dominada por el rechazo a la corrupción y el tema de la inseguridad.

Los candidatos Rodolfo Piza del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) y Juan Diego Castro (sentado) del Partido Integración Nacional (PIN) durante el debate televisivo. REUTERS/Juan Carlos Ulate

Con dichos temas, el abogado penalista Juan Diego Castro, del minúsculo Partido Integración Nacional, se perfiló hasta diciembre como el favorito de los electores, pero su discurso de mano dura se agotó en la recta final de la contienda.

Para el analista político independiente Jorge Vega, la indecisión del electorado costarricense puede ser señal de madurez de los votantes.

"La indecisión en esta fase de la campaña muestra una madurez mayor del electorado, que prefiere esperar a ver los debates antes de decidirse", comentó Vega a AFP.

Los candidatos a la elección presidencial de Costa Rica participan en el último debate televisivo, el primero de febrero 2018. REUTERS/Juan Carlos Ulate

Destacó que la elección ha sido sumamente volátil, con votantes que en un momento apoyan a un candidato y después se inclinan por otro, por lo cual es imposible predecir cómo votarán este domingo los costarricenses.

(Con la AFP)