rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Chile papa Francisco Religión catolicismo

Publicado el • Modificado el

La visita del Papa divide a Chile

media
La policía patrulla alrededor de una iglesia antes de la visita del Papa Francisco en Concepción, Chile, el 15 de enero de 2018. REUTERS/Jose Luis Saavedra

El Papa Francisco llegó finalmente a Chile, la primera visita papal desde que Juan Pablo II pasó por ese país sudamericano en 1987. La sociedad chilena recibe al jefe de la Iglesia católica en un clima de desconfianza por los escándalos de pedofilia que sacuden la institución.


Con nuestra corresponsal en Chile, Yasna Mussa y con AFP.

“Es una visita episcopal. Todos los recibimos con la mano abierta”, dijo a RFI Mauricio Acuña mientras esperaba el paso del Papa Francisco por las calles de Santiago de Chile. “Después de tanto tiempo de no tener a un Papa en Chile, encima que es vecino. Estamos todos felices. El mundo católico está feliz”.

Es la sexta vez que el Sumo Pontífice visita la región. Con una hora de retraso Francisco aterrizó en la capital chilena, donde fue recibido por la presidenta Michelle Bachelet.

Luego de visitar la parroquia San Luis Beltrán, donde rindió homenaje a la figura del "obispo de los pobres", Francisco salió a recorrer en "papamóvil" algunas calles de la ciudad hasta la Nunciatura, donde pasará las tres noches que estará en Chile.

“Con mucha fe y mucha emoción”, dijo Jacqueline sobre su espera al borde la avenida minutos antes que Francisco pasara saludando en el papamóvil. “Ir a verlo a Roma es muy difícil. Que nos haya elegido a nosotros y no a su país es también una gran bendición”, dijo haciendo referencia a que el Papa todavía no visitó su natal Argentina.

“Yo soy peruana, vine con mi familia y mis hijos. Estamos emocionados, somos súper católicos. Estamos agradecidos a Dios, y él es el representante de Dios aquí en la Tierra” dijo Karin Salas. A pesar de la fe manifiesta de algunos, las calles no se llenaron para saludar el paso del Sumo Pontífice cómo se esperaba.

En cambio sí hubo protestas en algunos partes, como en la simbólica Plaza Italia. Manifestaciones que estuvieron controladas por la policía, sin grandes enfrentamientos.

“Estoy molesta que el Estado siendo laico haya gastado tanto dinero en la visita del Papa. Y además dejaron de lado muchos juicios contra curas pedófilos por la visita del Papa” dijo a RFI Antonia.

El pasado viernes se registraron ataques a cinco iglesias en Santiago y la vecina localidad de Melipilla, por supuestos grupos de anarquistas.

El papa llega al país más crítico con la iglesia católica de América Latina y en pleno cambio social que acaba de aprobar el aborto terapéutico y tramita en el Parlamento el matrimonio homosexual, tras la adopción de la unión civil de parejas del mismo sexo.

“La visita de este Papa representa años y años de opresión sobre la comunidad LGTB chilena y del mundo”, dijo a RFI Beto Pérez. “Acá en Chile estamos luchando por incluir en las reformas la educación no sexista. La excesiva presencia de la Iglesia católica en el sistema de educación chileno deja afuera a las personas trans, gays, lésbicas y a cualquier otra persona que tenga una identidad distinta a la heterosexual”.

El papa argentino tiene previsto un encuentro con la presidenta, agnóstica confesa e impulsora de esta transformación social, que entregará el poder el 11 de marzo al conservador Sebastián Piñera.

Las autoridades esperan que cerca de 1,2 millones de personas -buena parte de ellas, argentinas, bolivianas y peruanas para ver al papa, que será resguardado por unos 18.000 policías.