rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Irán Rusia Estados Unidos ONU protestas

Publicado el • Modificado el

EEUU y Rusia chocan en la ONU por las protestas en Irán

media
Nikki Haley, la embajadora de EEUU en la ONU, solicitó una reunión de emergencia del Consejo de seguridad sobre la crisis en Irán. REUTERS/Lucas Jackson

Rusia criticó fuertemente a Estados Unidos por presionar para que el caso de Irán sea discutido al más alto nivel de Naciones Unidas, alegando que las protestas no representan una amenaza para la paz y la seguridad internacional.
 


"Los Estados Unidos apoyan sin reservas a aquellos que, en Irán, piden libertades individuales", dijo la embajadora estadounidense en la ONU, Nikki Haley, durante una sesión de emergencia del Consejo de seguridad, el viernes 5 de enero.

Haley convocó esta reunión con el fin poner en primer plano las protestas -primero contra el gobierno y ahora a su favor- que han sacudido a Irán desde el 28 de diciembre de 2017. La enviada norteamericana señaló que las manifestaciones podrían escalar a un verdadero conflicto, haciendo una comparación con Siria.

"El régimen iraní está ahora sobre aviso: el mundo estará observando lo que hagan", añadió. 

- "Dejen a Irán manejar sus problemas" -

Esta solicitud de reunión fue en un primer lugar criticada por Rusia, que acusó a Washington de interferir en asuntos internos de Irán. Algunos diplomáticos esperaban que Rusia convocara a una votación procedimental para bloquear la reunión, pero al final, el enviado de Moscú no hizo la solicitud.

Aún así, el embajador ruso Vassily Nebenzia reaccionó al discurso de Nikki Haley. "Obviamente lamentamos la pérdida de vida como resultado de manifestaciones que no fueron pacíficas", expresó el diplomático. "Sin embargo, dejen a Irán manejar sus propios problemas".

Nebenzia señaló también que si el punto de vista de Estados Unidos es cierto, el Consejo debería haber discutido los disturbios de 2014 en Ferguson, Misuri, por el tiroteo policial contra un adolescente negro o la represión estadounidense contra el movimiento Occupy Wall Street.

 También China describió la reunión como una intromisión en los asuntos de Irán, mientras que Etiopía, Kuwait y Suecia expresaron reservas sobre la discusión.

Gran Bretaña y Francia reiteraron que Irán debe respetar los derechos de los manifestantes, pero el embajador francés Francois Delattre dijo que "los acontecimientos de los últimos días no constituyen una amenaza para la paz y la seguridad internacional".

- Manifestaciones sangrientas -

Cientos de personas han sido arrestadas por las protestas en Irán, en las que se registraron ataques a edificios gubernamentales y estaciones de policía. Se registran a la fecha 21 muertos.

También tuvieron lugar manifestaciones a favor del régimen en Teherán después del viernes, la primera jornada de marchas en apoyo al gobierno, que se ha declarado inquieto por la situación.