rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Alemania Perú Ecología Medio ambiente

Publicado el • Modificado el

Corte acepta examinar demanda de campesino peruano contra empresa energética

media
Saúl Luciano Lliuya junto a su abogada Roda Verheyen, el 13 de noviembre de 2017. REUTERS/Wolfgang Rattay

Una corte del norte de Alemania resolvió este jueves estudiar el reclamo de Saúl Luciano Lliuya, un campesino que sostiene que el grupo alemán RWE tiene que asumir parte del coste de las obras que ha tenido que hacer su localidad para combatir el calentamiento global.


La justicia alemana dio un paso sin precedentes este jueves al aceptar examinar la demanda de un campesino peruano contra el gigante energético RWE para determinar su responsabilidad en el derretimiento de un glaciar andino atribuido al cambio climático.

La batalla entablada por este campesino "es admisible", decidió la corte de apelación de Hamm (norte de Alemania) y ordenó una serie de informes de expertos sobre los efectos de las emisiones de los gases de efecto invernadero de RWE.

Saúl Luciano Lliuya, un campesino que también ejerce como guía de montaña, sostiene que el grupo alemán tiene que asumir parte del coste de las obras que ha tenido que hacer su localidad, Huaraz, para combatir el calentamiento global.

Un tribunal de primera instancia había rechazado la demanda en 2016, al considerarla "improcedente" e "infundada".

El grupo RWE reafirmó por su parte que, según él, esta demanda "no es admisible" y es "injustificada" porque "no es posible imputar jurídicamente a un emisor particular consecuencias específicas de un cambio climático".

Saúl Luciano Lliuya es un testigo privilegiado del deterioro de los que considera "sus" glaciares andinos y de cómo los grandes bloques de hielo que se desprenden forman nuevas lagunas que amenazan con tragarse Huaraz, la localidad en la que vive.

El campesino decidió entablar su demanda contra RWE en 2015, alegando que el grupo es uno de los principales emisores de gases de efecto invernadero del planeta aunque no tenga ninguna central en Perú.

El demandante reclama 17.000 euros (unos 20.000 dólares) al grupo alemán para financiar parte de las obras para proteger Huaraz, capital de la provincia de Ancash, en el norte de Perú, del riesgo de inundaciones.

También quiere que la compañía alemana le devuelva 6.300 euros, el coste de las obras que pagó para proteger su casa de las inundaciones.