rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Vida en el planeta
rss itunes

Daniel Brush, el filósofo joyero

Por Silvia Celi

La Escuela de Artes de la Joyería, auspiciada por la casa Van Cleef & Arpels, presenta una exposición del trabajo del artista estadounidenses Daniel Brush. Filósofo, catedratico, poeta y artista plástico. Esta muestra revela la unión entre la filosofía y la joyería.
 

Daniel Brush es ante todo un personaje muy curioso.  Cuando se le entrevista, más que respuestas se escuchan largas reflexiones, difíciles de interrumpir. Entonces uno recuerda que este artista es también filósofo, especialista en historia del arte y poeta. Su primer encuentro con algo que parecía una joya fue un objeto de la época etrusca:

“Si, fue en el Museo de Victoria y Alberto. Yo tenía trece años y eso me impresionó muchísimo,  entonces me dije que en algún momento de mi vida tenía que hacer algo así. Después no pensé más en eso hasta que cumplí 23  años. Fue en ese momento que decidí  vivir de ese oficio".

"El tema es que yo no sabía fabricar nada. Es más, ni siquiera tenía talento para fabricar objetos, era malísimo en eso".

"En ese momento ya era profesor en la universidad de Georgetown, entonces me puse a estudiar y a trabajar el metal, a pensar en el metal lo que me llevó a estudiar la historia de la joyería porque pensé que era un campo vasto y en lo increíble que sería tener  en las manos un objeto con más de mil años de historia y conocimientos. Imagínese lo que es cerrar los ojos y poder soñar con eso…¡que historia tan fantástica!"

En la exposición Brush expone objetos en los que combina acero, oro, aluminio, piedras. Como una pequeña caja realizada en honor a los etruscos que lo fascinaron cuando comenzaba la adolescencia. La tapa está hecha con 78.000 minúsculos gránulos de oro.

"Me gustaría formar parte de la historia de una u otra manera. Hablar bien, pensar correctamente, ser lo suficientemente claro. Me encantaría hacer algo que se pareciera a la taza etrusca".

"Yo no sé nada sobre el mundo de la moda. Veo a la gente vestida pero no pienso en eso.  En cambio para mí las joyas eran  cosas que estaban en las vitrinas de los museos pero me imaginaba a las personas que las habían hecho y la historia de las comunidades, no solo la etrusca, también las indígenas".

"Era diferente con la alta joyería porque no la entendía, lo que quería era hacer cualquier cosa que se hubiese fabricado en momentos de la historia. Así que estudié todo tipo de joyas, incluso las de Boucheron y las de Van Cleef. Tuve en mis manos prendas creadas por las grandes casas, pero también las antiguas que están en las casas de los coleccionistas".

"Yo creo que tuve en mis manos un 90% de las joyas más famosas del mundo".

La caja de las mariposas. Oro puro, acero e imánes. ®

Además de objetos y algunos cuadros, porque también es artista plástico, Brush presenta una inmensa colección de pulsera y collares de aluminio cortados y grabados a mano, e incrustados de piedras. Todos realizados en solo cuatro años:

"La verdad es que no conozco a nadie. Estoy en el taller trabajando todo el tiempo. Soy obsesivo. Yo me levanto en la mañana, limpio el piso, me preocupo, camino por el taller, trabajo, como y duermo un día tras otro. Eso es todo".

"No le muestro las cosas a la gente de manera regular. Cada cinco o diez años alguien logra ver algo. No es que no quiera mostrarlas. Se presentan oportunidades y ya está".

Uno de los "collier de chien" de la exposición. ®WesleyStringer

Ninguna de las piezas esta a la venta.

"No es que no quiera venderlas. Si por casualidad hay una interacción y sinergia con alguien, o si quiere participar de alguna manera en la obra y cuidarla, entonces si…"

Que le diría el filósofo joyero a las personas que ven este arte como una frivolidad?

"Bueno, cada persona tiene deseos y necesidades distintas. Algunas personas se visten, llevan accesorios y se sienten bien. Yo no soy así. Yo prefiero sentir las cosas. Muchas de esas joyas que la gente compra para sus parejas son impersonales. Tuve una conversación al respecto y le pregunté a alguien si no prefería tener algo más original y me dijo: para nada, quiero ser totalmente impersonal. Yo me dije: okey, está bien, ese es un requerimiento distinto pero no es el mío".

La exposición de Daniel Brush estará abierta hasta el próximo 31 de octubre en la Escuela de Artes de la Joyeria, en la calle 31, rue Danielle Casanova, Paris 1er.

Para escuchar el programa cliquee en la flecha que figura sobre la foto.