rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Brasil corrupción

Publicado el • Modificado el

Detienen al presidente del Comité Olímpico Brasileño

media
El presidente del Comité Olímpico Brasileño, Carlos Nuzman, llega al cuartel de la Policía Federal en Rio de Janeiro el 5 de septiembre de 2017. REUTERS/Ricardo Moraes

La policía federal brasileña (PF) arrestó este jueves al presidente del Comité Olímpico Brasileño (COB), Carlos Nuzman, investigado por su presunta participación en una red internacional que compró votos para que Rio fuera la sede de los Juegos en 2016.


Con Franco Barón, corresponsal de RFI en Rio de Janeiro

Se trata sencillamente de una detención preventiva, es decir son cinco días prorrogables pero qué duda cabe de que se trata del mayor varapalo recibido a la credibilidad del Comité Olímpico Brasileño.

El presidente Carlos Nuzman ha sido detenido y conducido por policías a federales a una dependencia policial en el marco de la Operación Lavajato. Más concretamente, éste es un tentáculo de una operación llamada Unfair Play (juego sucio) por supuestamente haber pagado aproximadamente dos millones de dólares al presidente de la Federación Internacional de Atletismo, el senegalés Papa Massata Diack, hijo del antiguo presidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), Lamine Diack.

El pago se habría efectuado a través de dos intermediarios: uno, el brazo derecho de Nuzman, el director general de operaciones del Comité Rio-2016, Leonardo Gryner, y el otro, el hijo de Lamine Diack.

Ese dinero habría servido para que Lamine Diack emitiera un voto favorable a Rio de Janeiro en la celebración en la que se decidía el 2 de octubre de 2009 en la ciudad danesa de Copenhague cuál sería la sede olímpica del 2016 en la cual acabó alzándose con la victoria la ciudad brasileña.

La policía investiga también junto con autoridades francesas si otros actores intervinieron en aquella elección también han podido recibir algún soborno del mismo tipo.

En París, la oficina anticorrupción francesa, que investiga desde 2015 sospechas de corrupción en la elección olímpica de Rio-2016 y de Tokio-2020, había revisado por su parte el domicilio de un intermediario brasileño.