rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Nicaragua Daniel Ortega Estados Unidos

Publicado el • Modificado el

La ‘Nica-Act’ es irracional y ofensivo dice Managua

media
La oposición acusa a Ortega de controlar el aparato estatal, incluido el electoral, lo que le ha permitido reelegirse. REUTERS/Oswaldo Rivas

En abril pasado la congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen impulsó el 'Nica Act' con el apoyo de 25 legisladores para obligar al gobierno de Ortega a mejorar su sistema democrático, principalmente electoral, de cara a los comicios municipales del próximo 5 de noviembre.


No solo “irracional” sino también “ofensivo y lesivo de los derechos humanos de los nicaragüenses" fueron los términos que utilizó el gobierno nicaragüense en un comunicado para reaccionar a la decisión de la cámara baja del Congreso de Estados Unidos de aprobar el proyecto de Ley Nicaraguan Investment Conditionality Act 2017 (Nica-Act).

El objetivo del Nica-Act es imponer sanciones económicas para presionar por cambios políticos en Nicaragua. El proyecto incluye, entre otros, que los préstamos que solicite ese país en los organismos multilaterales en los que Washington tiene influencia sean rechazados, “excepto por razones humanitarias o para promover la democracia”.

La oposición nicaragüense acusa al presidente Ortega de controlar todo el aparato estatal, incluido el electoral, lo que a su juicio le ha permitido reelegirse en 2011 y 2016.

Las sanciones estadounidenses afectarían el acceso de Nicaragua a créditos del Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial, que han apoyado financieramente al gobierno de Ortega, como al sector privado.

“Consideramos esta Iniciativa de Ley como una violación a la soberanía de Nicaragua y una negación de todos los procesos políticos, sociales y económicos” que se han desarrollado en estos años en el país “para mejorar la vida de todos” los nicaragüenses, reprochó Managua.

El gobierno sandinista afirma que el proyecto refleja las “posiciones retrogradas, injerencistas e irrespetuosas de parte de ciertos congresistas norteamericanos que todavía no superan conflictividad”.

Tras su aprobación por la Cámara de Representantes, la Nica-Act debe ser aprobada por el Senado estadounidense.

Ortega regresó al poder en 2007 y estableció buenas relaciones de cooperación y comercio con Estado Unidos, país con el cual comparte un tratado de libre comercio que ha contribuido a elevar las exportaciones y mejorar la economía nicaragüense.