rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Catástrofes naturales Cuba huracán

Publicado el • Modificado el

Irma deja enormes daños en Cuba

media
Varios barrios de la capital cubana, La habana, quedaron totalmente inundados tras el paso del huracán Irma, 10 de septiembre 2017. REUTERS/Stringer

La mayor de las islas del Caribe ha sido duramente afectada por la furia del huracán Irma, los daños materiales incluyen muchos sectores de la economía, las imágenes de devastación cubren casi todo el territorio. Hay al menos 10 muertos.


Irma es uno de los 5 huracanes de categoría 5 -la más fuerte  de la escala Saffir-Simpson-- que ha golpeado directamente la isla desde 1846.  Hay que remontarse a 1952 para encontrar uan situación como la que se vivió esta semana.  El huracán tardó 72 horas en recorrer el territorio de oriente a occidente con ráfagas de viento de más de 240 kilómetros por hora. Resultaron seriamente dañadas 15 provincias en que se divide la isla; las otras tres -Guantánamo, Santiago de Cuba y Granma- reportan "daños moderados".

De acuerdo con el gobierno las infraestructuras, la electricidad, la vivienda y la agricultura son los sectores más afectados. En esta última se registran incalculables pérdidas en los cultivos de plátano, arroz y caña de azúcar, y 40% de las centrales azucareras sufrieron algun tipo de daño. Las escuelas tampoco escaparon al gigantesco huracán, al menos 400 instalaciones reportan daños de magnitud diversa.

Como en otras ocasiones de emergencia, el gobierno ordenó el desplazamiento de parte de la población afin de limitar riesgo. 1,5 millones de personas fueron evacuadas, entre otras miles de turistas extranjeros. Pese a ello se reportan al menos 10 muertos, en los territorios de "La Habana, Matanzas, Camagüey y Ciego de Ávila", según la Defensa civil de la isla.

La Habana es uno de los sitios más afectados. La presidenta del Consejo de Defensa Nacional de la Habana, Mercedes López Acea, declaró a la televisión nacional que "el maravanzó como jamás lo había hecho". La capital está literalmente partida en dos. El célebre malecón enfrentó olas de hasta 12 metros de altura, por lo que una parte de la ciudad está inundada. Es la inundación costera más notable en la capital desde el paso del huracán Wilma, en 2005

La fase de alerta ha terminado y ahora inicia la etapa de recuperación, anuncian medios cubanos. Una recuperación que se anuncia larga y muy costosa.