rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Noticias de América
rss itunes

Inseguridad alimentaria en Centroamérica alienta la migración hacia EE.UU.

Por Carlos Herranz

La inseguridad alimentaria es el factor clave que ha intensificado las migraciones desde Guatemala, El Salvador y Honduras hacia Estados Unidos en los últimos tres años.

La prolongada sequía agravada por el fenómeno de El Niño de 2014 a 2016 tiene una clara correlación con los desplazamientos, según explica el último informe del Programa Mundial de Alimentos elaborado sobre el terreno en el llamado "corredor seco centroamericano”, que se extiende en paralelo a la costa del Pacífico desde Guatemala hacia el sur.

Según el informe, casi la mitad de las familias entrevistadas enfrentaban problemas de inseguridad alimentaria y más de un 70% de ellas estaban recurriendo a medidas extremas para comprar alimentos como vender sus propias tierras, animales o herramientas.

Pero el problema se alarga, si la migración no tiene éxito, las familias enfrentarán problemas de deudas, pero las remesas no están garantizadas para paliar el problema de la inseguridad alimentaria, sobre todo en el corto y medio plazo.

Sólo durante el año 2016, la Policía de Migración y Aduanas de Estados Unidos detuvo a más de 400.000 personas indocumentadas en su frontera sur, de las cuales casi 60.000 eran menores de 16 años, en su mayoría provenientes de El Salvador, Guatemala y Honduras. La correlación entre hambre y migración muestra nítidamente la necesidad de la inversión en este corredor seco centroamericano.

El informe "Seguridad Alimentaria y Emigración: por qué la gente huye y su impacto en las familias de El Salvador, Guatemala y Honduras" fue financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo y la Organización Internacional para las Migraciones.

Entrevistado: Miguel Barreto, uno de los autores del informe.

Trump minimiza la gravedad de la situación de Puerto Rico tras el paso de María

Tensiones entre Washington y La Habana por los misteriosos “ataques acústicos”