rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

"Lava Jato" Brasil Odebrecht corrupción

Publicado el • Modificado el

El Ex Ministro de Hacienda de Lula condenado a 12 años de cárcel

media
El ex-ministro Antonio Palocci fue condenado este lunes a 12 años e dos meses de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero. Antonio Cruz/Agência Brasil

La justicia brasileña condenó este lunes a Antonio Palocci, ex Ministro de Hacienda y jefe de gobierno del ex Presidente Lula a 12 años de prisión por corrupción y lavado de dinero.


Antonio Palocci, conocido abogado y militante petista (miembro del Partido de los Trabajadores -PT) es conocido por su cercanía con el presidente Lula da Silva. Fue bajo su gobierno (2003 a 2009) que Palocci conoció sus momentos de gloria, y también el precipicio de la política. Un precipicio que creció este lunes después que el juez Sergio Moro decidió condenar al hombre político a 12 años de prisión. Los cargos son los mismos que desde hace más de un año sacuden a diario la vida política de los brasileños: corrupción y lavado de dinero.

Palocci fue encontrado culpable de participar en una red de sobornos entre el gigante Odebrecht, el grupo dedicado a la obra pública y origen de un gigantesco fraude que afecta a más de una docena de países de la región, y miembros del Partido de los Trabajadores, la formación política del presidente Lula, que se habrían beneficiado de sumas de dinero distribuidas por la empresa.

Hombre clave de Lula cuando llegó a la presidencia en 2003, el ministro de Hacienda Palocci fue responsable de convencer a los inversionistas nacionales y extranjeros del llamado milagro económico del país. Eran los primeros años de una presidencia que causaba admiración dentro y fuera del país. Afín de cuentas, el ex líder metalúrgico que había ganado la presidencia de lo que tal vez sea el país más desigual del mundo, estaba reduciendo la pobreza y permitía el reconocimiento de sus derechos a millones de personas que habían permanecido invisibles.  Pero pronto aparecieron las primeras denuncias en contra de Palocci. Se le acusaba de participar en una red de pago de sobornos a políticos aliados del gobierno, conocido como Mensalao.

Esas acusaciones obligaron al ministro a abandonar su puesto, pero logró volver pronto al ruedo de la política. En febrero de 2007 fue elegido diputado federal por el estado de Sao Paulo, cargo que ocupó hasta enero de 2011, a la vez que creó una empresa de asesoría para asuntos financieros.

Palocci volvió a la esfera gubernamental como jefe de gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, pero debió dejar su cargo en junio, seis meses después de su designación, esta vez acusado de enriquecimiento ilícito. Tras una prolongada y no siempre clara investigación, Palocci fue detenido en septiembre del 2016, menos de un mes después de la destitución de la mandataria, acusada a su vez de hacer parte de la trama de la Operación Lava Jato, una acusación cuyas pruebas se han ido debilitando con el paso de tiempo.

Los cargos del juez Moro en su contra hablan por sí mismos 19 crímenes de lavado de dinero y corrupción, lo que explica lo grave de la condena. Otros personajes importantes como el ex tesorero del PT, Joao Vacari también fueron condenados pero a penas mucho menores. En el caso de Vacari se le acusa de "corrupción pasiva".

Palocci también es reo de otra acción penal, esta vez en estado de Curitiba donde el Ministerio Público le acusa de haber servido de intermediario para los pagos de Odebrceht habría hecho en favor del ex presidente Lula da Silva, delito que el carismático dirigente rechaza.