rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

"Lava Jato" Michel Temer Brasil impeachment

Publicado el • Modificado el

Michel Temer intenta escapar a un proceso de destitución

media
Brasileños manifiestan contra el gobierno del presidente Michel Temer en Río de Janeiro, 18 de mayo de 2017. REUTERS/Pilar Olivares

El presidente Michel Temer dirigirá este sábado 20 un mensaje a los brasileños en que intentará demostrar su inocencia sobre la acusación que pende sobre su persona, haber recibido más de 6 millones de euros para su campaña del 2014 a cambio de favorecer los intereses de la empresa JBS, líder mundial de la alimentación.


El presidente Michel Temer debe dirigirse un nuevo mensaje a los brasileños, menos de 48 horas después de haber asegurado que no renunciará. La presión crece contra el cuestionado mandatario, luego que se conoció una nueva denuncia en su contra. Ricardo Saud, director de relaciones institucionales de J&F -consorcio que controla al gigante de la alimentación JBS- aseguró que el presidente recibió durante la campaña presidencial de 2014 pagos ilegales por más de 6 millones de dólares, a cambio de una "actuación favorable" a los intereses de la empresa. Temer rechaza rotundamente la acusación. La justicia busca pruebas.

La presidencia Temer se ha derrumbado en poco más de un año. Incluso la prensa conservadora como el periódico O Globo o la Floha de Sao Paulo que jugaron un papel central en la destitución de la ex presidente Dilma Rousseff, han abandonado al polémico político. El viernes, un editorial de O Globo afirmó que Temer "perdió las condiciones morales, éticas, políticas y administrativas para seguir gobernando". Más claro ni el agua.

Cierto, Temer no es el único político que aparece involucrado en los documentos revelados el viernes. Sus predecesores, Lula da Silva y Dilma Rousseff también habrían recibido dinero de JBS. El ex presidente, quien a 71 años goza de una gran popularidad que lo pone a la cabeza de las preferencias de voto en caso de nuevas elecciones, participó en un acto de su partido, el Partido de los Trabajadores (PT), sin hacer referencia a esa acusación. Por el contrario, exigió que Temer deje su cargo "ya". "Queremos que Temer salga ya, pero no queremos que un presidente sea electo indirectamente", afirmó el ex sindicalista. La Constitución brasileña prevé que en caso de vacío en la Presidencia durante la segunda mitad de un mandato, el Congreso debe elegir un nombre para completarlo. Para efectuar elecciones directas se tendría que enmendar la Constitución.

El domingo los brasileños deberán de nueva cuenta manifestar masivamente en diversas ciudades contra el gobierno Temer. Durante la semana que está por concluir ocho congresistas presentaron demandas de impeachment (juicio de destitución) contra Temer, el Supremo Tribunal federal (STF) abrió una investigación sobre las denuncias en contra del mandatario, la Fiscalía General presentó un pedido para acusar a Temer de "obstrucción de la justicia".