rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
  • Todos "uso de armas químicas en Siria recibirá una respuesta inmediata" de Francia (Emmanuel Macron junto a Vladimir Putin)
  • Ocho detenidos, incluido un ministro, por caso Odebrecht en República Dominicana
Noticias de América
rss itunes

PDVSA pagó la investidura de Trump

Por Lucía Valentín

Venezuela participó en los gastos de investidura del nuevo presidente de su enemigo jurado: los estados Unidos. La noticia ha sorprendido por la mala relación entre estos dos países desde hace casi 20 años. Citgo, empresa filial de la petrolera estatal venezolana PDVSA, donó 500 mil dólares para la investidura del presidente Donald Trump, en enero pasado.

La empresa Citgo, filial de la estatal Petróleos de Venezuela, entregó medio millón de dólares en donación para la investidura del presidente estadounidense Donald Trump, según documentos oficiales difundidos este miércoles. Según la Comisión Financiera Electoral (FEC), la filial de PDVSA en Estados Unidos dedicada a la refinación y distribución de gasolina está incluida en una lista de 20 empresas e individuos con las mayores donaciones a la toma de posesión del mandatario republicano.

Citgo está junto a otras grandes compañías estadounidenses como Microsoft, la banca JP Morgan y las petroleras Exxon y Chevron con donaciones iguales a 500.000 dólares. Pero otros gigantes estadounidenses como Google o Verizon dispensaron menos dinero, según la FEC, el cuerpo que controla el financiamiento de las campañas para elecciones federales.

El Comité de la Investidura de Trump recibió un total de 106,7 millones de dólares para la ceremonia que vio al magnate neoyorquino prestar juramento como presidente de Estados Unidos en las escalinatas del Capitolio el de 20 enero, antes de participar junto a su esposa en tres cenas de gala.

La donación de Citgo deberá causar sorpresas en momentos en que la relación entre los dos países, que carecen de embajadores desde 2010, está en uno de los puntos más bajos de los últimos años. El gobierno del presidente Nicolás Maduro denuncia una conspiración para derrocarlo dirigida por Washington, mientras que la Casa Blanca exige a Caracas liberar a dirigentes opositores presos y convocar elecciones suspendidas.

Las revelaciones de la FEC ocurren el mismo día que el secretario estadounidense de Estado, Rex Tillerson, expresó "preocupación" por la situación en Venezuela. "El gobierno de Maduro está violando su propia constitución" y además no permite que la oposición "se organice de forma que su voz sea escuchada", dijo Tillerson.

A pesar de ello, Estados Unidos sigue siendo el principal socio comercial de Venezuela, y prácticamente el único que paga de forma completa y a tiempo por sus exportaciones petroleras, la principal fuente de divisas del país.

Con AFP.
 

Entrevistados: Pilar Navarro, economista senior de la consultora Ecoanalítica y Héctor Faundez Ledesma, analista y ex director del Centro de derechos humanos de la Universidad Central de Venezuela.

Dictadura argentina: movilización contra el polémico fallo de la Corte Suprema